DH 2022 R.4, La Vila 4 - 4 Mate de Cox (por Juan José Lloret y Manuel Riquelme)

 El sábado, 5 de marzo, disputamos la cuarta ronda del Interclubs. Fue la primera en que ambos equipos (A y B) jugamos juntos como locales y, para ello, cambiamos de sede y nos fuimos a la biblioteca municipal. La Vila B se impuso a Ibi B y casi se asegura ya el ascenso a 1ªAlicante. En cuanto al equipo A, empatamos con Mate de Cox en un encuentro difícil que no se resolvió hasta la última partida.

 


Las cinco primeras partidas en acabar (tableros 1, 2, 5, 6 y 8) fueron tablas y en ninguna hubo nada digno de reseñar. 

(La Vila 2,5-Cox 2,5)

 

En ese momento veía con moderado optimismo el encuentro puesto que, de las tres partidas que quedaban, en dos de ellas la evaluación era de ‘ligera ventaja’, mientras que en la tercera era de ‘vaya usted a saber’.

 

Sin embargo, las cosas se fueron torciendo. 

De las tres, la primera en acabar fue la Ilinca-Cartagena: tras una imprecisión de las negras en la apertura (g6/Ag7, en vez de Ae7 y rápido enroque), las blancas acertaron con el plan y consiguieron una clara ventaja, lo que obligó a las negras a entregar un caballo a cambio, eso sí, de que Félix comprometiera la seguridad de su rey. 

El módulo da ventaja clara a las blancas, pero ya lo dijo Fischer: “Al acabar la partida, todos somos muy listos”. Hoy diríamos: “Con el módulo encendido,…”. En el laberinto de variantes que ofrecía la posición, Félix no encontró el camino correcto y Javier obtuvo compensación con ingenio: la debilidad de la primera fila más un caballo blanco fuera de juego fueron factores decisivos que inclinaron la partida a su favor. 

(La Vila 2,5- Cox 3,5)

 

En este momento, el optimismo dio paso al pesimismo puesto que, además, la partida de Aarón había cambiado de signo y era Diego el que tenía ventaja. “Vamos a perder. Luis gana, pero Aarón pierde”, me dijo alguien. Pero no adelantemos acontecimientos.

 

La siguiente partida en acabar fue la Celaya-Beviá: hasta la jugada 17, transcurrió por cauces de absoluta igualdad, pero en ese momento el módulo ya señala una mínima ventaja para Luis con alguna iniciativa en el flanco de dama. Después, José María debilitó la casilla ‘c3’ (el módulo muestra que, por un detalle táctico, no era necesario jugar ‘b3’ para defender ‘a4’) y la ventaja negra aumentó, aunque era difícil encontrar algo concreto y otro detalle táctico hubiera permitido a las blancas igualar (34.Cdc4+/35.d5). Cuando José María lo vio (38.Cdc4) ya no valía y Luis quedó con un peón de más y clara ventaja. Las blancas intentaron recuperar el peón, pero su caballo quedó atrapado en la columna ‘a’. 

(La Vila 3,5- Cox 3,5)

 

Y quedó la última partida, que decidía el encuentro, Bendayán-Torres: tras la apertura las blancas quedaron con alguna ventaja (mejor estructura y pareja de alfiles), lo que les garantizaba un plus en cualquier final que se presentara, pero “los dioses colocaron el medio juego entre la apertura y el final”, dijo un ilustre, y, efectivamente, Diego tenía alguna compensación en forma de piezas activas.

Un momento clave fue tras 22…Ce5 de Diego, cuando Aarón desaprovechó la oportunidad de jugar 23.Df4, que forzaba el cambio de damas y le hubiera dejado una posición muy agradable y sin ningún peligro. Sin embargo, el plan que jugó lo dejó con peón de menos, sin compensación clara  y con el enroque debilitado (26.Tc7, en vez de 26.g4, mantenía la igualdad y también era bueno, como él mismo me dijo tras la partida, defender ‘g4’ con ‘f3’). 

Y entonces entró en juego el reloj, Diego no vio 28…Ad3, que ganaba de inmediato, aunque sí vio 30…Ae4 que lo dejaba con clara ventaja. Poco después su ventaja ya era ganadora, pero, con muy poco tiempo en el reloj, se dejó la calidad y, tras hablar con su capitán, decidió forzar las tablas por jaque continuo. 

(La Vila 4- Cox 4)

 

La próxima semana los dos equipos de La Vila volvemos a jugar juntos, esta vez en Alicante contra Enric Valor-Nazaret (A y B).

 

 

No hay comentarios

PARA PODER COMENTAR:

Para poder comentar es necesario que aceptes todas las cookies o, como mínimo, las cookies dirigidas. Puedes consultar tu configuración de cookies en el pie de página de esta misma web.

POLÍTICA DE COMENTARIOS:

En Ajedrez Valenciano no se permiten los comentarios anónimos.

Ajedrez Valenciano no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios y se reserva el derecho de aprobar o borrar cualquier mensaje que considere inapropiado. Puede leer nuestra política de privacidad para más información.

No guardamos ninguna información privada con respecto a los comentarios más allá de la necesaria para prestar el servicio y en cualquier caso los comentarios pueden ser borrados por los propios autores en cualquier momento.

Por favor, haz un buen uso de los comentarios.

Con la tecnología de Blogger.