Mi humilde opinión (por Vicente Campos)

 

MI HUMILDE OPINIÓN

Vicente Campos Aucejo, jugador del CA Ateneo Marítimo de Valencia



Quizás mucho no me conozcan por su juventud, yo nací en 1954 y soy, por lo tanto +65. Los que me conocen saben que empecé a competir a los 14 años y quedé campeón provincial escolar y también campeón juvenil, categoría hasta los 18 años. No existían como ahora las categorías sub que encuentro mucho más apropiadas. Pertenezco a una generación de jugadores como Arturo Marín, Ramón Navarro, Juan Zapater y Ramón Oltra, entre otros. Me precedieron José Coret, Rafael Marí, Miguel Ribera, Ligorio Ferrer, José Ferrandis, Vicente Ricós y Rafa Bayarri, entre otros, unos 10-15 años mayores que yo, unos ya fallecidos otros en activo como Miguel, delegado de mi club. Luego me siguieron jugadores excepcionales como Julen Arizmendi, Juan Anguix y otros con los que ya no tuve casi contacto. Me retiré del ajedrez federado con 26 años aproximadamente, una vez terminada mi carrera de Ciencias Matemáticas y después la mili (18 meses en la Marina). Me retiré por motivos profesionales y familiares al casarme y tener hijos. Después de un largo paréntesis de casi 25 años, retomo el ajedrez gracias a José Luís Balada profesor de matemáticas de mis dos hijos y buen jugador de ajedrez. Volví a mi club de origen con algunos conocidos como Rosendo Barberá (antes del Gambito, nuestro rival histórico) y un desconocido para mí, me refiero a Víctor García que durante muchos años defendió con éxito el primer tablero de Ateneo Marítimo, la mayoría eran mucho más jóvenes que yo y además, en general, había bastantes niños debido a la irrupción del ajedrez en bastantes colegios por mediación de las APAS (ahora AMPAS) y también de la escuela valenciana de ajedrez, fundada por Juan Anguix que dio muchos frutos con jugadores en activo muy combativos, ajedrecísticamente hablando claro está, son personas encantadoras y miembros casi todos del EVA-Manises, temido por todos los clubes, tengo alguna que otra derrota con algunos de ellos y el Ateneo Marítimo también. No menciono nombres pues, con toda seguridad, me dejaría a varios.

He aprovechado para rascar un poco en la memoria del ajedrez valenciano, un cantautor famoso decía que “quien pierde las raíces pierde su identidad” y, nos guste o no, el ajedrez que se practicaba en Valencia en las décadas 60 y 70 fue, sin duda, un referente de nuestro ajedrez.


 

Pero no quería hablar de mí ni de historia, estamos ante una situación crítica jamás vivida anteriormente y provocada por la pandemia que ha generado el virus Covid-19. Esta situación pandémica ha dejado ya casi 2,8 millones de fallecidos en el mundo y aproximadamente 72.000 en nuestra Comunidad. No es para tomarlo a broma. Donde más bajas ha causado el virus es en los +70. Afortunados los niños casi todos asintomáticos y los -50 que salen mucho mejor librados, en su mayoría, aunque toquen hospital. Esto es debido al mejor sistema inmune en los jóvenes y mayores achaques de los mayores.

Este virus no ha dejado a nadie indiferente y sus efectos se recordarán durante décadas. En el terreno del ajedrez federado, ha supuesto la cancelación casi total del ajedrez presencial que, como el principio de acción y reacción, ha supuesto un florecimiento del ajedrez on-line, incluso en competición prestigiosas a nivel mundial, eso sí, con procedimientos anti suplantación y evitando el uso de computadores en la partida viva. Estas medidas son, desgraciadamente, inviables para campeonatos de nuestra categoría. De serlo, podríamos jugar desde nuestros domicilios o en salas apropiadas sin apenas desplazamientos. Pero perderíamos el carácter social de nuestro deporte.

Bien voy ahora más al grano de la cuestión que me motiva a escribir este artículo, en el cual hablo por mí y no en el nombre de nadie. La cuestión es reemprender el ajedrez presencial y la federación ha hecho intentos de acometerlo a veces sin fortuna. Esta vez precedido de una reunión on-line de los delegados de los clubes de División de Honor (DH en lo sucesivo). En dicha reunión los distintos representantes se pronunciaron a favor, en contra o indiferentes ante las dos propuestas federativas que yo considero son apropiadas ambas, a saber:

  1. DH comienza el 18 de abril

  2. DH comienza en septiembre

Ambas propuestas con permiso del Covid-19 y las medidas sanitarias. En dicha reunión no se llegó a un acuerdo consensuado por lo que la federación dijo que sería la Junta Directiva de la misma la que decidiría. Como sabemos la Junta decidió el domingo pasado emitir una circular con las bases del DH y optando por la opción 1.

Debo decir que a mí me sorprendió la celeridad de la decisión ante la situación que viven los clubes en donde no se han podido realizar reuniones presenciales para discutir lo que constituye no una propuesta sino una realidad publicada en la web de la Federación. Dicho sea de paso, que las reuniones on-line no son posibles, en la mayoría de clubes, por falta o desconocimiento de los medios informáticos. Así que no sé muy bien cómo los delegados de clubes han podido llevar el sentir del conjunto mayoritario de sus jugadores. Digo celeridad en la decisión pues a menos de 3 semanas del comienzo anunciado, sin saber qué clubes van a competir con exactitud y con una fecha de inscripción que finaliza antes de que acabe marzo, con las plantillas abiertas y con bajas seguras, pero aún desconocidas, de jugadores que no querrán competir en abril. Entonces encuentro sobradas razones para calificar de acelerada y prematura la decisión de la federación.

Para mí, la reunión on-line la semana pasada con los delegados de los clubes de DH es insuficiente, además de porque el planteamiento no ha sido ordenado convenientemente, desde mi punto de vista. Me refiero a la mezcla de decisiones que allí tuvieron lugar, abril-septiembre, dos-tres grupos, sábados-domingos, cuántos equipos, etc. Demasiadas cosas para tan poco tiempo y escasez de diálogo.

Una cosa es cierta, todos se mostraron interesados en comenzar DH ya fuera en una u otra opción, a veces en cualquiera de ellas. Nadie dijo que no iba a participar en ninguna de las dos posibilidades aunque una votación previa en este asunto hubiese clarificado la situación, pues aquél o aquéllos clubes no dispuestos a jugar ni en abril ni en septiembre hubiesen sido descartados de la competición y ahora sabríamos si son 16 ó 15 ó 14,… los equipos participantes. Esto de haberse decidido previamente, hubiese facilitado la organización y bases de la competición.

Supongamos que los 16 equipos de DH están dispuestos a participar, ya sea en abril o en septiembre. El siguiente paso, en mi opinión, es decidir cuántos equipos jugarían en abril y cuántos en septiembre. Habrá equipos que contabilizarán en ambas posibilidades. Este es un punto crucial, pues si la votación fuese, por ejemplo, 12 equipos dispuestos a jugar en abril pero 16 (ó 13-15) dispuestos a jugar en septiembre. La decisión sería por mayoría y la federación, para aumentar la participación debería pensar en septiembre. Si la votación fuese la contraria, 16 a favor de abril y 15 o menos en septiembre, la decisión correcta sería jugar en abril. ¿Y si hay empate? Pues en ese caso la Junta Directiva de la Federación decidiría, que es lo que ha hecho, pero sin consultar esta sencilla propuesta.

Los demás detalles de formación de grupos por proximidad geográfica, cuántos bajan, diás de juego, etcétera, son cuestiones menores que se establecerían a continuación con los equipos implicados.

¿Qué es lo que puede ocurrir ahora, con tan poco tiempo de reacción de los clubes?, pues sencillamente que los equipos no dispuestos a jugar en abril decidan, consecuentemente, no jugar, mientras que sí lo harían de jugarse en septiembre. La no inscripción supone jugar una DH descafeinada, puede que sin mucho sentido si alguno de los equipos candidatos al título no se inscribiese en abril o si vamos a asistir a una DH con muchas bajas de jugadores importantes, lo que va a deslegitimar el resultado.

Mis razones para empezar en septiembre son bastante objetivas, creo yo:

  • Mientras que en abril el porcentaje de vacunados no llegará ni al 10% incluso inferior en la población de jugadores de ajedrez por su mayor juventud, en septiembre, me atrevo a decir que superaremos el 60% de vacunados, en cualquier caso, será mucho mayor que ahora. Con lo cual el riesgo de contagio será mucho menor.

  • En septiembre, los jugadores habrán tenido tiempo para reunirse presencialmente, con medidas sanitarias, y sabiendo cuántos y con quiénes se va a poder contar en septiembre.

  • En abril, teniendo en cuenta que la competición se alargará hasta principios de julio, es factible que la competición se deba de suspender por la amenazante cuarta ola que ya ha llegado a algunos países europeos.

Se ha dicho que el ajedrez no es considerado de contacto y no entraña casi riesgos usando mascarillas. Se pone de ejemplo los campeonatos de España jugados en Linares, en donde hubo un brote, pero motivado no por contagio en la sala de juego, sino por contagio en alguna habitación del hotel de celebración por algunos jugadores. No atribuible, por tanto, a la competición presencial. Pero no hay que olvidar que el ajedrez presencial se juega en locales cerrados, que la concentración de Co2 es determinante en los contagios, que los desplazamientos, aunque más cortos, realizados por los jugadores se deberán hacer con mascarillas ffp2, dentro del coche, al igual que en la sala de juego, a ser posible estrenadas en el momento de comenzar. Que van a tener que compartir local 16 jugadores, más los capitanes, si no son jugadores, más el posible público si se permite y en qué medida. Que los locales no son como el de Linares que era de un buen hotel, preparado para grandes conferencias, con todas las garantías sanitarias, con separación extra entre mesas, renovación de aire por medio de purificadores, con señalizaciones para evitar cruces de jugadores y con presencia de varios árbitros que pueden controlar un local, pero ¿cómo se controlan 8 locales diferentes un mismo día y a la misma hora? ¿La Federación ha tenido en cuenta la necesaria presencia arbitral en dichos encuentros, durante todo el transcurso? Digo necesaria, en evitación de enfrentamientos con el equipo local que, aún con toda su buena voluntad, se puede haber dejado cosas por cumplir algunas resolubles, pero otras, quizás no, y es necesaria la actuación de una persona objetiva ajena a ambos equipos la que dictamine si se cumplen o no las condiciones sanitarias exigibles.

Muchas, demasiadas normas que cumplir, en tan poco tiempo, y máxime con la prohibición existente de no podernos reunir presencialmente en los clubes pues somos no convivientes.





Pido sensatez y no premura. Aún hay tiempo de rectificar.

24 de marzo de 2021

Vicente Campos Aucejo (en mi nombre exclusivamente)

Jugador del CA Ateneo Marítimo de Valencia

 

 

 

3 comentarios:

  1. Gran Cantautor Raimón, y gran historia interesante de conocer, de un querido y respetado, amigo (me considero) y jugador.
    Dicho esto como introducción también:
    De todo lo que opinas al principio, si bien aplaudo que desde la federación, en el último año y medio haya más comunicación y participación externa a través de los grupos de WhatsApp y reuniones telemáticas, coincido en la velocidad de las decisiones, por decir algo y la necesidad de más diálogo y votación. Del resto del artículo, puedo coincidir total o parcialmente, pero por cuestiones diversas, en algunas prefiero no pronunciarme, igualmente, como siempre, muy de agradecer el tono y la forma de escribir, didáctica y lo más imparcial posible, un abrazo en la distancia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Autocorrección: Coincido en lo que decía Vicente sobre la "celeridad/velocidad de de las decisiones quería decir", no en que la velocidad haya sido buena, creo q es conveniente aclararlo, pero bueno, cada uno tiene su punto de vista.

      Eliminar

PARA PODER COMENTAR:

Para poder comentar es necesario que aceptes todas las cookies o, como mínimo, las cookies dirigidas. Puedes consultar tu configuración de cookies en el pie de página de esta misma web.

POLÍTICA DE COMENTARIOS:

En Ajedrez Valenciano no se permiten los comentarios anónimos.

Ajedrez Valenciano no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios y se reserva el derecho de aprobar o borrar cualquier mensaje que considere inapropiado. Puede leer nuestra política de privacidad para más información.

No guardamos ninguna información privada con respecto a los comentarios más allá de la necesaria para prestar el servicio y en cualquier caso los comentarios pueden ser borrados por los propios autores en cualquier momento.

Por favor, haz un buen uso de los comentarios.

Con la tecnología de Blogger.