El Ajedrez, ¿está de moda? (por Javier Martínez)

 El Ajedrez, ¿está de moda?

No sé si es que lo parece o es algo real, pero estamos viendo más que nunca en los medios artículos, anuncios, spots,… con imágenes y contenidos relacionados del Ajedrez.

La “culpa” la tiene Gambito de dama, dicen unas; la COVID, dicen otros. Sea cual sea la razón, sí que es cierto que el Ajedrez parece estar “de moda”. O al menos en estos últimos meses tiene mayor presencia en los medios de comunicación. Quizá tengan razón los unos y las otras en los motivos de este fenómeno emergente, lo cual es una buena noticia desde nuestro punto de vista.

 


 

El Ajedrez siempre ha sido un juego minoritario; desde la Edad Media, en que vino a instalarse en las clases altas de las sociedades europeas de la mano de la cultura árabe. Lo practicaban con frecuencia las mujeres de la aristocracia (quién lo diría) para entretenimiento en las largas ausencias de sus maridos en las cruzadas y demás contiendas. Siempre ha tenido una consideración de juego complicado sólo al alcance de mentes privilegiadas. ¿Es esto verdad? La consideración, si; la complicación depende. Lo cierto es que si profundizamos un poco sobre las interpretaciones del Ajedrez en su evolución histórica, podemos encontrarnos con aspectos quizá para muchos variados y sorprendentes

https://recuerdosdepandora.com/historia/el-ajedrez-un-juego-de-reyes/

La esencia del Ajedrez es y será siempre el juego; la dimensión lúdica es el eje transversal de su evolución histórica, desde que apareció https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_del_ajedrez siempre se ha considerado el “Juego de Reyes”; es popular la leyenda de Sissa y el rey persa Sheram https://matematicascercanas.com/2014/03/10/la-leyenda-del-tablero-de-ajedrez-y-los-granos-de-trigo/

Sin embargo, a partir del siglo xv en Europa empiezan a desarrollarse otras dimensiones alrededor de este noble juego. La cultural comienza en el siglo XV con la publicación de variados tratados sobre las reglas del juego, las cuales van evolucionando hasta que en Valencia (España), en el año 1.495 https://elpais.com/cultura/2015/02/13/actualidad/1423841632_736329.html

Aunque oculta en su esencia, la dimensión artística del Ajedrez hace su aparición explícita durante el siglo XIX con el Ajedrez Romántico, en el que los contendientes libraban partidas arrebatadoras, propias del sentir de la época y del despertar de las libertades en la sociedad. Desde entonces y hasta la actualidad se desarrollan manifestaciones artísticas en torno al noble juego: la literatura primero y después el cine, se ven inspiradas en numerosas obras por la belleza, la magia y la intriga que el Ajedrez puede proporcionar a la producción de emociones https://www.bbva.com/es/arte-visto-desde-tablero-ajedrez/

No podemos dejar de lado la dimensión científica intrínseca a este juego: la reflexión, el estudio, el conocimiento (no en vano también se le conoce como el juego-ciencia) impregnan su práctica, antes, durante y después de cada partida. A partir de los principios del siglo XX se empieza a recopilar el conocimiento técnico de esta actividad y se sistematizan los hallazgos producidos. No podemos obviar la ingente cantidad de estudios y publicaciones sobre técnica ajedrecística que hoy en día tenemos a nuestro alcance, desarrollados a lo largo del último siglo principalmente https://es.chessbase.com/post/la-ciencia-al-rescate-del-ajedrez

Y como no puede ser de otra manera, la ciencia da paso y se retroalimenta con el desarrollo tecnológico acelerado desde finales del siglo pasado. Los encuentros entre el hombre y la máquina se hacen sitio en los medios de comunicación y promueven estudios e investigaciones en el campo de la inteligencia artificial y no tan artificial https://santiferris.com/inteligencia-artificial/la-inteligencia-artificial-y-el-ajedrez-del-reto-a-la-inspiracion/

La dimensión tecnológica y el hermanamiento del Ajedrez con la Informática ha permitido, por ejemplo, que se siga practicando durante estos recientes meses en los que no hemos podido salir de casa. Esta característica hace posible no sólo el juego sino la competición online https://chess24.com/es Quizá esa sea una de las razones que aludíamos al comienzo del artículo sobre el auge y la presencia actual del Ajedrez.

Por supuesto tenemos que ocuparnos de la dimensión deportiva, derivada de la evolución del juego de oposición. Conocido es el debate sobre si el Ajedrez es o no un deporte. A favor encontramos entre muchos otros argumentos https://thezugzwangblog.com/ajedrez-deporte/ la componente competitiva; en contra, la ausencia de esfuerzo físico. Lo cierto es que el Ajedrez “disfruta” de unos juegos olímpicos específicos, que muchos pensamos que no deberían serlo y mantenemos la ilusión de que se integren en los Juegos Olímpicos entre el resto de las disciplinas deportivas reconocidas https://www.zonadejuegos.com/el-ajedrez-en-los-juegos-olimpicos/ El entrenamiento también es un argumento a considerar a favor https://www.youtube.com/watch?v=xcJBJfqZ_QI

También podemos encontrar una dimensión terapéutica y social en el Ajedrez. Las diferentes investigaciones desarrolladas el último tercio del siglo pasado https://ajedrezsocial.org/que-hacemos/ajedrez-social-y-terapeutico/ vienen a confirmar las diferentes aplicaciones terapéuticas que podemos aprovechar con la práctica de este juego. Desde la prevención de las enfermedades cerebrales degenerativas en personas de edad avanzada a la prevención de los trastornos de atención en la población escolar, pasando por las aplicaciones en personas con necesidades especiales y en riesgo de exclusión social, disponemos de un amplio espectro de aplicaciones terapéuticas y sociales de nuestro valioso juego https://clubdeajedrezmagicdeportivosocial.es/revista-ajedrez-social-y-terapeutico/

Y por último, contemplando todas las anteriores, encontramos la dimensión educativa. Cada día más colegios utilizan el Ajedrez como herramienta educativa por los beneficios que conlleva su aprendizaje a edades tempranas. Existen numerosísimos estudios que así lo demuestran. Sin embargo, en estos momentos, salvo algunos afortunados países que han encontrado una forma de incluirlo en sus sistemas educativos reglados, hay una mayoría que reconocen sus virtudes, pero no han encontrado la forma para una utilización generalizada. Entre ellos está España: numerosos intentos legislativos e iniciativas políticas en este sentido; consenso en el reconocimiento, pero falta de acuerdo en la ejecución, como casi siempre. Entre otras, encontramos estas intentonas https://elpais.com/diario/1995/03/14/sociedad/795135625_850215.html

https://www.ajedrez21.com/blog/parlamento/

En marzo de 2012, el Parlamento Europeo adoptó el programa “Ajedrez en la Escuela”. La Declaración Escrita 50/2011 que insta a la ejecución de este programa entre las escuelas de la Unión Europea fue firmada por 415 eurodiputados http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//TEXT+TA+P7-TA-2012-0097+0+DOC+XML+V0//ES 


 

En estos momentos están surgiendo en España (y más concretamente en la Comunidad Valenciana) iniciativas muy creativas y adaptadas a la situación que vivimos y que convendría tenerse en consideración. Por ejemplo, Ocachess https://ocachess.com/ con materiales de Ajedrez Educativo de enorme creatividad; https://www.xecball.es/ , modalidad oficialmente reconocida de Ajedrez por la Conselleria d’Educació, con una plataforma muy vistosa de aprendizaje para niñas y niños de siete años en adelante https://aprendeconrey.com/ ; o también www.minichess.org más dirigido a la Educación en la etapa Infantil, también con plataforma online para aprender, jugar y competir www.minichess24.com

Con todo esto, ¿se puede responder ya a la pregunta de este artículo? Quizá sea una moda,... o quizá este impulso haya venido para quedarse.


Javier Martínez, maestro de Educación Primaria, pedagogo y monitor nacional de Ajedrez

4 comentarios:

  1. Los que argumentan que "La ausencia de ejercicio físico" impide que el ajedrez (el ajedrez de competición, claro está) sea un deporte deberían considerar algunas disciplinas olímpicas como los tiros (pistola, carabina y arco) en las que el atleta, en el momento del tiro, está absolutamente inmóvil e incluso contiene la respiración. Aparte del hecho de que el COI considera el ajedrez como deporte desde hace más de 20 años. En todo caso, parece que, de incluirse el ajedrez en el programa olímpico, habría de hacerlo en condiciones semejantes a otros deportes y no como en las condiciones actuales de las Olimpiadas (Campeonato Mundial por Equipos de Selecciones Nacionales) a causa del elevado número de equipos y ajedrecistas. Y me pregunto si incluso habría que cambiar el formato por sexo ya que no sé si hay algún deporte olímpico en el que existan las categorías Absoluta y Femenina. En vela creo que hay tres: masculina, femenina y mixta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y hasta es posible que el COI pidiera a la FIDE que explicara, con datos científicos, por qué existe la categoría femenina.

      Eliminar
  2. El Ajedrez está de moda sin duda y estamos de enhorabuena los ajedrecistas.
    El confinamiento permitió un boom del ajedrez online y después Gambito de dama en Netflix ha sido el espaldarazo a este juego apasionante. espero que 2021 siga la racha. Os animo desde mi blog a seguir aprendiendo ajedrez.
    Un saludo

    ResponderEliminar

PARA PODER COMENTAR:

Para poder comentar es necesario que aceptes todas las cookies o, como mínimo, las cookies dirigidas. Puedes consultar tu configuración de cookies en el pie de página de esta misma web.

POLÍTICA DE COMENTARIOS:

En Ajedrez Valenciano no se permiten los comentarios anónimos.

Ajedrez Valenciano no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios y se reserva el derecho de aprobar o borrar cualquier mensaje que considere inapropiado. Puede leer nuestra política de privacidad para más información.

No guardamos ninguna información privada con respecto a los comentarios más allá de la necesaria para prestar el servicio y en cualquier caso los comentarios pueden ser borrados por los propios autores en cualquier momento.

Por favor, haz un buen uso de los comentarios.

Con la tecnología de Blogger.