DH R.7, LA CRÓNICA: Paterna 6,5 - 1,5 Mate de Cox (por MI Eric Sos)

Sabíamos que el encuentro no iba a ser nada fácil, y a pesar de lo que dice el marcador, en las partidas se vivía una lucha encarnizada. El Mate de Cox venía con todo lo posible, traían un equipazo. Nosotros alineamos a todos los que pudimos también.
En las dos primeras horas de juego, no se decidía nada. La partida de Julen estaba tensa, la de Pallardó muy igualada, incluso había visto a Cantero algo mejor en algún momento. La mía no pasaba de la igualdad, mi rival estaba jugando muy seguro. La de Guirado la veía bien, pero Diego estaba encontrando recursos interesantes. Mireya estaba apretando a Marcos, pero el del Cox encontraba buenas defensas. A Kevin lo veía apretado, además tenía menos tiempo, pero claro, uno siempre confía en Kevin. A Torres yo lo veía algo peor desde la apertura, las negras tenían una posición muy sana y más tiempo. Y Corujinovic parecía ganado desde la apertura, pero Ángel estaba poniendo las jugadas más tenaces sobre el tablero, y eso nunca es cómodo.  
.


.


A las 3 horas de encuentro (más o menos) yo firmaba tablas contra Rafael González, una partida donde había ido apretando desde el principio, pero que mi rival encontró siempre buenas jugadas. En la posición final me “comí” una triple repetición cuando ya la partida estaba bastante muerta. Ahí fue cuando me puse a ver con más atención el resto de partidas, Julen había conseguido un peón de más y una posición muy cómoda ante el revulsivo Carlos Tudela. Pallardó se encontraba en un final igualado, pero que estaba intentando desequilibrar hacía un ratito. La de Guirado la veía menos clara que antes, Diego había conseguido contrajuego y la situación era tensa. Mireya tenía una posición mejor que antes, pero Marcos seguía peleando. La de Kevin era la que peor veía, desde hacía un rato estaba algo apurado y pintaba mal. Torres había salido del embrollo, aunque la partida no parecía mucho más que tablas y a Corujo definitivamente se le estaba escapando la ventaja. El match estaba en un gran interrogante.
De repente caía el primer punto, el cual fue un gran alivio, José Torres se imponía a Celaya. El del Mate de Cox había hecho una gran partida que se le escapó en los apuros y tras larga lucha. Lo cierto es que Torres luchó lo que no está escrito para revertir la situación y nos dio un punto que sabía a gloria.


El siguiente punto venía de la mano de Mireya. Nuestra campeona se había quedado mejor en la apertura y había apretado de forma magistral toda la partida al peligrosísimo Marcos (al que no veía hace mucho y me alegró ver). Remató con elegancia y seguridad. Mireya hizo una partida muy seria y estratégicamente muy rica, ¡enhorabuena!
Con 2,5-0,5 en el marcador respirábamos más tranquilos, además la de Kevin estaba empezando a ponerse mejor y poco después de que acabase Mireya, se firmaban las tablas. Creo que en esta ocasión Kevin se quedó algo atorado desde la apertura y su rival jugó con mucha seguridad. De todos modos, nuestro genio canario resistió y peleó muy bien, aprovechó los pocos errores que cometió Antonio Mirete para lograr unas tablas que nos venían genial.
De forma casi consecutiva caían los siguientes puntos, Corujo que después de una partida con varios altibajos, se hizo con la victoria en un final de torres. Grande Nacho que, a pesar de estar poco rodado, viene a darlo todo ante el tenaz Ángel Murcia. Guirado acabó poco después haciéndose con el punto decisivo, una partida en la que le vi un poquito por delante todo el rato y que los apuros le acabaron pasando factura a Diego.


 Íbamos 5-1, todavía quedaban los dos primeros tableros dando guerra. Pallardó había estado intentando desequilibrar durante toda la partida al potente Antonio Cantero. En un descuido, vi que Jovi le daba un doble de estos que saben a gloria y cualquiera habría pensado que la partida iba a caer de nuestro lado. Cualquiera menos Cantero, que peleó como un jabato para hacerse con las tablas. Un final donde Antonio tuvo que encontrar muchas finas. Pallar y yo, después analizando a la ciega, no sabíamos qué había pasado. Ambos pensábamos que la posición debía estar ganada para él, pero tampoco sabíamos donde se había equivocado, así que es probable que su rival hiciese una defensa digna de Alpha Zero simplemente. En la mesa uno el espectáculo estaba garantizado, entre nuestro flamante Gran Maestro, Julen Arizmendi, y uno de los primeros tableros que más zarpazos da, el Maestro Fide Carlos Tudela. Creo que Julen siempre estuvo algo mejor, desde la apertura. Apretó muy duro durante toda la tarde, ante una defensa más que correcta de Carlos. En el final todavía había algún susto, pero Julen lo jugó con mucha seguridad. Finalmente se consiguió hacer con el punto ante un rival que lo dio todo.


Para terminar, felicito al Mate de Cox por su temporada, les deseo lo mejor. La siguiente semana nos desplazamos a Alicante a jugar con Enric Valor, donde tenemos que seguir la remontada si queremos seguir poniéndole presión al Xeraco.  







No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.