domingo, enero 27, 2019

DH R.3, Mislata 4 - 4 Vila-real, Supercrónica por Saül Molina

Fotos cortesía de Inés Expósito

En esta ocasión y como mi partida fue, con bastante diferencia la primera en terminar haré yo la crónica, así nuestros primeros espadas pueden dedicar todo su tiempo a preparar las partidas para tumbar al todopoderoso Paterna la semana que viene.

En esta ocasión nos desplazábamos a Mislata para enfrentarnos al club local. Un clásico de la división de honor, campeón en varias ocasiones y con un equipo temible, ayer nos presentó nada menos que cuatro titulados.



Por nuestra parte, tras la importante victoria ante el Basilio afrontábamos el encuentro conscientes de la dificultad, pero también animados por nuestra victoria aquí del año pasado y sabedores de que con lo dura que está este año la categoría hay que ir a sumar en cada encuentro para salvarnos del descenso.



A las 17:05 se ponían en marcha los relojes en la impecable sala de juego del Mislata, además con el detalle de la botellita de agua proporcionada por su patrocinador. Javi que había avisado que llegaría un poco tarde estaba en la sala a eso de las 17:15, con lo que todos respiramos más tranquilos y nos dispusimos a pasar una buena tarde de ajedrez.



La primera partida en terminar fue la mía. Se jugó una italiana, tranquila en la que logré buenas casillas para mis caballos además de considerable ventaja de tiempo. Rubén me pidió tablas y tras consultar con nuestro capitán y ver que mi posición no tenía peligro decidimos que siguiera un poco más, pero tras unas pocas jugadas, la ventaja de tiempo no era tan clara y no acababa de encontrar un plan para progresar, así que ofrecí yo tablas que Rubén aceptó previa consulta con su capi.

Después prácticamente a la vez terminaban los tableros 2 y 6.

En el 2 se jugó una siciliana cerrada en la que parecía que Javier se había quedado bien pero no encontró el plan adecuado y su posición se fue debilitando hasta que finalmente se volvió insostenible. Estoy seguro que Javi nos dará muchos puntos en lo que queda de campeonato. El año pasado fue clave en la permanencia y como nos pasa a muchos de los que jugamos pocos torneos al año, en estas primeras rondas cuesta encontrar la forma, y claro, si encima juegas contra un GM, todo es más difícil.



En el 6, nuestro Alex (era un duelo de Alejandros) que suele plantear posiciones bastante agudas y de ataque, se enfrentaba en esta ocasión a una partida más posicional y tranquila. La verdad es que esta no pude seguirla mucho, pero tras un cambio masivo de piezas se llegó a un final de reyes en el que el negro debió cometer alguna imprecisión que permitió al de Villarreal coger la iniciativa con el rey y crear un peón pasado que le dio la victoria.

El match estaba empatado pero ya empezaba a vislumbrarse que un año más podíamos puntuar en Mislata.

En el tablero 1 Sergi tenía a esta hora una posición muy favorable con dama por dos torres pero algunos peones de más. Marta tuvo algo de ventaja anteriormente con calidad de ventaja a cambio de iniciativa de Sergi pero no acertó con la defensa.

Mientras tanto en el 4 Pablo enfrentó la Alekhine de Miguel con un plan agresivo tirando los peones del flanco de rey contra el enroque pero dejando el rey en el centro con lo que había que tener mucho cuidado. Finalmente el ataque no prosperó, se cambiaron muchas piezas y se llegó a un final de torre y alfil de distinto color en el que Miguel con menos tiempo pidió tablas y Pablo, viendo el aspecto favorable del match aceptó.

Poco después Sergi usaba la técnica para cerrar su partida y poner así el 2-3 en el marcador, con lo que se llegaba al momento cumbre del encuentro.



Eran ya cerca de las 21:00 y las tres partidas en juego en los apuros. Sin tener nada claro parecía que íbamos a puntuar y en algún momento estuvimos cerca de la victoria.

En la 3, Dani estaba apretando a Sergio en un final de piezas menores en el que Sergio se defendía como un jabato. Jugó al menos dos veces cuando le quedaba un segundo en el reloj provocando algún principio de infarto entre los que seguíamos la partida.

En el 7, tras una holandesa en la que la posición estaba muy cerrada, Cristóbal se creó un peón pasado central que Aitor estaba defendiendo bien y no veía muy claro cómo progresar. El de Mislata fue a preguntar a su capitán si las tablas valían y le dijeron que no, que tenía que jugar a ganar.

Y en la 5 Carlos, trataba de aplicar toda su psicología a un final de caballo contra alfil en el que había conseguido eliminar un peligroso peón pasado de Miguel Ángel en la columna a y ahora estaba luchando por conseguir la iniciativa.

Finalmente tras luchar más de media hora en el apuro, en el 7, Cristóbal encontró un plan para apretar a través de la columna h y Aitor cometió un error que permitió al blanco entregar una torre a cambio de coronar el peón pasado y hacerse así con el punto.

Aún así la cosa seguía pintando bien, Carlos en el 5 había conseguido ganar un peón tras una buena maniobra con su caballo y estaba en un final ganador. Todo dependía del 3 donde Sergio seguía aguantando estoicamente en el final, pero finalmente Dani siguió apretando con todo y consiguió asfixiar la posición negra hasta el error.



Prácticamente a la vez, cerca de las 21:20 acababan ambas partidas con la victoria de Dani para el Mislata y de Carlos para el Vila-real (impresionante lo suyo, 6 de 6 el año pasado y ya lleva 3 de 3 este) cerrando el resultado final en un, en mi opinión justo, empate a 4.

En definitiva, una bonita tarde de ajedrez, y aunque nos vamos con la sensación agridulce de que en algún momento de la tarde parecía que aspirábamos a más, si que es cierto que en todos los tableros había diferencia de ELO a su favor, por lo que tenemos que estar orgullosos del resultado.

La semana que viene recibimos en casa al Paterna. Ya sabemos lo que eso supone, pero seguro que ellos también son conscientes de que vamos a dar todo para ponerles las cosas difíciles y que no deben relajarse.




SHARE THIS

Author:

www.ajedrezvalenciano.com

1 comentario: