domingo, enero 27, 2019

DH R.3, Alaquàs 4 - 4 Mate de Cox, Ajedrez de Schrödinger en Alaquàs (Supercrónica por Enric Grau)

El Alaquas recibía al Mate de Cox en el Ateneo Cultural manteniendo su línea cuántica de ajedrez, el resultado incierto hasta que preguntas cómo han quedado. El Mate de Cox vino con los 7 primeros de ranking fallandole el 8, pero todos con un Elo medio superior a 2100 un equipo sólido y experimentado. El Alaquàs no contaba con el número 1 de ranking lo que pudo desbaratar la preparación de aperturas del rival, porque mi oponente se creía que yo era Cebrian.



Cuando la sala con 8 equipos compitiendo quedó ordenada empezó el encuentro, a las 17.05, procuramos ser puntuales sobre todo cuando el equipo visitante viene de lejos.




A las pocas jugadas, 12 o 13, el tablero 4 del Mate de Cox pedía tablas a Cebrián, quien tras pensarlo un buen rato prefirió seguir jugando, y es que todo estaba empezando, aunque sobre el papel puntuar ese tablero era un éxito, hemos venido a jugar, por lo que seguir era también una decisión deportiva sana.




A la hora y poco todas las partidas salían de las aperturas equilibradamente, aunque había dos que a mi me despertaban el olfato. La posición de Roberto Gimeno me hacia ser optimista, se la había visto muchas veces, o parecida, con excelentes resultados, y en el octavo tablero David planteaba una aguda posición de las que suelen saldarse con ventajas de material por parte de cualquiera de los dos, pero conociendo a David, presuponía que lo tenía controlado.




Ferrer repetía jugadas y entablaba, duro de roer y buena partida, pese a haberse preparado contra Xeraco (duro y despistado). Flores en la siete también entablaba al poco de salir de la apertura.
1-1

Calvo que defendía el primer tablero se encontraba en una posición con iniciativa y espacio a favor de las negras, por lo que debía jugar muy fino contra un rival muy potente.




David saldaba la posición aguda con una pieza por dos peones, pero no estaba fácil, se debía seguir jugando muy bien.

El tramo final del encuentro es emocionante, y con muchos tumbos. Mi posición aunque jugable, tras varios cambios me resultaba incómoda y con apuros de tiempo, haciendo cuentas de la lechera, contaba con Roberto y David ganando, Juan Carlos con una posición bastante cerrada que apuntaba a tablas y Cebrián con una posición equilibrada y Calvo perdía. Con ese panorama decidí pedir tablas para sumar y reducir riesgos. Tras consultar a su capitán, ellos ven el match con ventaja y mi rival acepta.




Tras firmar las tablas, Roberto se lleva su victoria, dejando el mach 2,5 a 2,5.

Empiezan los apuros, Cebrián fuerza abrir líneas y va quedando inferior, pide tablas pero se las rechazan. Juan Carlos sigue en posición equilibrada. Y David se lia en apuros jugando con 30 segundos y la pieza de más pasa a ser torre por dos piezas, pareja de alfiles y peón pasado, posición inferior. Juan Carlos firma las tablas, 3-3.




Cebrián ya no puede aguantar la posición, aunque va intentando buscar contraataque o continuo. En la 8, David con sus dos torres va mejorandolas, entrando en octava y séptima, aunque su oponente tiene red de jaques continuos. David me pregunta que cómo vamos, y le digo que tiene que ganar sí o sí.

Cebrian abandona, 3-4. 

El rival de David comete imprecisiones, no sigue el continuo, y le acaba cayendo la bandera, 4-4.  

Al igual que el gato de Schrödinger, las partidas de Alaquas no se pueden saber predecir los resultados hasta que se pregunta, esta vez la suerte estuvo de nuestro lado, inaugurando el marcador en división de honor.


SHARE THIS

Author:

www.ajedrezvalenciano.com

0 comentarios: