Un torneo atípico de ajedrez (por Jesús Valera)

Dentro del ajedrez existe un aspecto fundamental en su historia y desarrollo, es la parte que mueve a miles de personas a estudiar para perfeccionar sus conocimientos en este juego ciencia, me refiero a la “competitividad”. Llevo más de 22 años jugando ajedrez con decenas de miles de partidas y pocas veces he estado en eventos lúdicos de esta actividad.  De hecho, que recuerde, es la primera vez que juego un torneo tan peculiar. Dando vueltas a los pensamientos, incluso en las partidas de exhibición como en las simultáneas (un maestro de ajedrez juega a la vez contra varios contrincantes), el que da la simultánea se ve en la obligación de ganar a la mayoría de los jugadores,  ya que jugar contra muchos no es el mérito, sino jugar contra muchos y demostrar la diferencia de nivel con un resultado favorable y contundente. En el otro lado, quien está jugando contra el maestro, tiene el ímpetu y la ilusión de ganar a una persona que se supone que sabe mucho más que él o ella sobre el juego de las 64 casillas. Por tanto, incluso en un evento de exhibición, lo “lúdico” queda para quien observa, pero no para quienes juegan.



El torneo se jugó en la ciudad de Valencia, España, se titulaba algo así como Ajedrez, Beer & Rock y básicamente se anunciaba como un torneo donde podías beber cerveza, escuchar música y jugar ajedrez. La inscripción la podías consumir en barra y además te daban una pulsera de descuento para toda esa noche poder adquirir bebida del local a un mejor precio. El evento se jugaba en un bar llamado “la Rockería” y a los primeros 8 participantes les daban la opción de aportar 5 canciones para que sonaran dentro de la programación musical, eso sí, especificaron que el género tendría que ser Rock o Heavy, igualmente el sistema de premios era a través de un sorteo que se realizaría en la penúltima ronda. 

En la organización del torneo utilizaron como sistema operativo Linux y un programa llamado Vegas que era para el emparejamiento ronda a ronda. Aunque parece que no eran muy doctos en el tema informático (me di cuenta al finalizar el torneo y preguntar qué distribución de Linux intentaron utilizar y no supieron responder más allá de “Linux”), finalmente el liveUSB que tenían dio problemas con el software que estaba previsto trabajar con lo cual se decantaron por hacer el torneo en grupos con el estilo de todo contra todos a 5 rondas y no un emparejamiento suizo que es para lo que se usan actualmente el programa mencionado. Un total de 22 jugadores participaron en grupos de 6 y uno de 4. El torneo estaba programado para iniciarse a las 22:00h pero comenzó a partir de las 23:00h y duró hasta las 1:30h. Antes de la última ronda se hizo el sorteo de los diferentes premios, donde en la memoria me acuerdo de que había una estancia para dos personas a un hotel conocido dentro del mundo del ajedrez ya que se han hecho importantes eventos ajedrecísticos (Hotel Bali, en Benidorm, Valencia, España), una comida para dos en una pizzería local, de la que lamentablemente no me acuerdo del nombre y mucha cerveza, aunque lo más gracioso es que se había anunciado el 179 en uno de los premios y cuando el afortunado ya se estaba imaginando levantarse para ir a buscar su vale del premio, se dijo que el 9 era un 6, total que el 176 era el número, pero no estaba en la sala… se repite ese sorteo y sale el 178… en fin, espero que haya tenido mejor suerte en las partidas.   A nivel personal, todos daban lo mejor de sí mismos  en las partidas, no afectaba en absoluto que el orden del torneo no influía en la premiación.  De hecho, una vez finalizaron, jugadores dispersos se quedaron jugando hasta poco antes del cierre del local a eso de las 4am.

Este torneo se realiza 3 veces al año, a mediados de Mayo, Septiembre y Diciembre, siendo sin duda alguna, una curiosidad, por lo menos dentro de la radio del alto rendimiento en Ajedrez.



Jesús Valera, 


Comparte en Google Plus

Acerca de Vicent

Colabora en AjedrezValenciano.com

0 comentarios :

Publicar un comentario