DH R.9, Mislata Lanjarón Discema 5'5 - 2'5 Camp de Morvedre. UNA BALA MENOS (Crónica por JotaJota y 2 partidas)

UNA BALA MENOS

Crónica Mislata – Camp de Morvedre (ronda 9)
JJ Hernández

Esta semana fuimos a Mislata, la verdad es que las condiciones fueron un poco adversas. Para empezar, cuando íbamos a salir, estuvimos como unos diez minutos para conseguir que Alberto se pudiera poner el cinturón, pues este se había enganchado en un hueco en un asiento (recordadlo siempre, ese hueco será lo único inalcanzable en vuestras vidas). Luego, decidimos ir a Mislata por Valencia playa, un camino mucho más largo que de costumbre. 

Una vez entramos en el pueblo, no encontramos lugar para aparcar, y nos fuimos alejando hasta que Alberto y yo ya no sabíamos donde estábamos, pero seguimos indicando igual. Aunque esto son pequeñeces, lo peor fue no volver a la gasolinera a ver si la trabajadora nos volvía a dar suerte (referencia a la crónica contra Benimodo, puedes leerla AQUÍ). Paralelamente, el otro coche ya había llegado, habían atravesado el campo de Oliver y Benji y fueron a Mercadona. 

Después de todo esto, llegamos a la sala, nos hicimos la foto y nos pusimos a jugar. Ellos fueron con el 1, 2, 3, 5, 8, 9, 13 y 16, y nosotros con el 1, 2, 4, 5, 7, 8, 9 y 11.






Norman Davidovas - Miguel Angel Sánchez (1/2-1/2):


Fue una partida un poco alocada. Norman tenía el rey en el centro, pero a cambio tenía pichorro de más. A mí me gustaba la posición, pero como me hizo ver Alberto, Norman había pensado demasiado (50 minutos en las primeras 7 o 8 jugadas), y es tipo de posiciones con poco tiempo pueden ser muy peligrosas. Norman salió bien del lío, pues tenía una fuerte estructura de peones centrales que evitaban que el rey blanco estuviera abierto, y además tenía pareja de alfiles y dos peones de más; pero se asustó por el poco tiempo, ofreció tablas y su rival las aceptó.

El match se ponía interesante. Recuerdo que cuando Norman acabó, Enrique estaba muy bien, Miguel tenía la pareja de alfiles pero díficil posición, Joseda ya había perdido el peón (creo), y en mi partida podía pasar cualquier cosa, de hecho, fue la siguiente en acabar.


JJ Hernández - Manuel Jordán Arenas (1-0):


Como curiosidad, voy a comentar que este rival me llevaba un score de 2 o 3 a cero, por eso cuando lo vi se me escapó un “¿¿¿otra vez tú???”. La partida fue una Caro-Kann, igual que la última vez. Solo que esta vez cambió, no sé si porque le estaba moviendo al toque o por preparación. De hecho, me molestó su nueva jugada, pues evitaba una de mis ideas contra esa línea. Yo no afiné nada y me pudo igualar bastante fácil. Y después, con idea de activarme, dejé debilidades aposta. Cuando parecía que él estaba algo superior, se equivocó y entró en líneas en las que yo entregaba calidad a cambio de ataque. De hecho, mi jugada después de entregar calidad es entregar pieza, así que me puse con torre de menos a cambio de que su rey estaba muy expuesto. Y en ese momento, tenía que decidir si tomar el continuo o seguir jugando, esta decisión se llevó una gran parte de mi tiempo, pero aun así decidí seguir jugando. La partida no la he analizado, no sé si él tuvo defensa, pero me dio la sensación de que como mínimo siempre tenía el continuo. Mi rival no defendió bien y pude encontrar en el apuro una línea en la cual me quedo casi ganado. Al terminar me felicitó, pues había cortado la racha.
Respecto al match, Enrique tenía muy buena pinta, Ave pintaba mal, Joseda peón de 

menos, Miguel seguía con esa posición, Alberto iba a llegar a un final complicado y Néstor en un final que olía a tablas.



Marta García Martín - Avelino Vicente (1-0):


Fue una siciliana teórica hasta la jugada 82 mil. Según Julen, Ave se equivocó al preparar, pues entraron en una línea que el módulo dice igualdad pero es compleja y hay que saber el “porqué”, pues si no te puedes quedar mal (como pasó). Aunque tengo que decir que a mí no me pareció malo, pues Marta tenía ataque en el flanco de rey y Ave en el flanco de dama. Y cuando Ave estaba inferior, se colgó un golpe táctico que lo dejó perdido.




El match estaba en tablas, y Ave me dijo que hiciera de capitán. Respecto a las partidas, Alberto empezaba a sufrir en el final, Kike se imponía bien, cada vez que veía la posición de Néstor me parecían tablas y Joseda en un final que tenía toda la pinta de perderse.



Jose Daniel Muñoz - Alexis Cabrera (0-1):


Línea secundaria contra la Najdorf, más o menos igualada todo el rato. El blanco, gracias a los apuros de tiempo del negro, consigue iniciativa, aunque al final comete errores que el negro supo imponer. Esa es una definición de mi compañero, yo creo que el problema fue que asesinó su estructura de pichorros.

La primera vez que nos poníamos con el marcador en contra, ver en directo como se torcían las partidas fue desgarrador. Kike seguía ganado, Alberto estaba perdido en el final y Miguel se había equivocado y se había quedado perdido también.

Alberto Bono - Alejandro Sánchez (0-1):


Fue una Caro-Kann en la que tras unos cambios, Alberto rompe la estructura del flanco de rey, aunque a cambio tiene un juego de piezas interesante y la pareja de diablillos. Sin embargo, tras una entrega de Alberto, su rival le cambia todas las piezas y entran en un final. En él, Alberto tenía peón de más aunque un rey menos activo, peor estructura, y un peón débil en d6, pero no me pareció suficiente para poder perder, aunque no fue así.

Nos ponemos dos puntos abajo, y llegaron las buenas noticias, pues Kike materializó su punto, pero fue solamente un atisbo de esperanza, puesto que al poco perdimos.




Jose Luis Gonzálvez - Kike Hompanera (0-1):


Fue un gambito Morra que traspuso a Alapín. A las pocas jugadas, Enrique se comió un peón central con la dama que asustaba un poco, pues había mil cosas sueltas por ambos bandos, pero parecía que no había nada. Su rival a cambio se quedó con la pareja de alfiles y algo de dinámica, pero eso cambió rápidamente cuando Kike sacó una torre por la columna g y provocó el cambio de damas. Y una vez entrados en el final de torres (la especialidad de Enrique Hompaneda) se impuso, puesto que defenderse con blancas era muy complejo.

Y aquí vino la tristeza, pues Néstor me preguntó en este instante como íbamos y tuve que decirle que habíamos perdido, puesto que Miguel acababa de abandonar.


Defez Gómez - Miguel Forano (1-0):


Fue una apertura de peón de rey en la cual Miguel igualó con muchísima facilidad. Tenía pareja de alfiles y ninguna debilidad, y su rival solo tenía una dama moviéndose por el centro del tablero para intentar marear. Aunque Miguel no afina y le consiguen cambiar la pareja. Y luego, su rival le entrega un peón en b2 a cambio de intentar algo con las torres. Aquí vino el primer ofrecimiento de tablas (el cual hizo de manera errónea), Miguel rechazó porque el capi le dijo que continuase. Y al poco, ¡su rival se cuelga el alfil de b3 en uno!, con 34... c4! Miguel se hubiese quedado ganado, pero no la vio y entró en un final de dama y torre contra dos torres en 7 y el alfil de b3. La posición estaba complicada, y cuando Miguel estaba pensando y casi apurado, su rival le volvió a ofrecer tablas. Miguel volvió a rechazar, puesto que el capi le dijo que siguiera y se equivocó avanzando un peón y se quedó perdido. Lo cual fue un chute de ego para su rival, pues empezó a golpear fuertemente a los pobres tablero y reloj cuando movía.

Aquí como ya habréis calculado, habíamos palmado, y entonces yo pensé que Néstor haría tablas y nos iríamos, pero el final se alargó un poco más de lo previsto y el resultado cambió.


Daniel García Román - Néstor Calvo(1-0)


Fue una apertura de peón de dama en la cual, a cambio de una buena estructura, perdió la pareja de alfiles y retrasó su desarrollo. Su rival, como vio que tenía una ventaja de desarrollo, decidió entregar peón en el centro para abrir. De hecho, tenía muy buena pinta, y al día siguiente en la tecnificación me comentó que estaba ganando. Pero, yo lo único que sé es que Néstor defendió bien y cambió damas entrando en un final tablífero, aunque el blanco tenía pareja. Sin embargo, Néstor maniobró bien con sus caballos y lo cambió por uno de sus alfiles. Luego, simplificaron entrando en el final que yo pude ver y que parecían tablas incluso haciendo caballo por peón. Puesto que el final de torre y alfil contra torre es chungo de ganar. Además, Néstor sí se sabe la manera de defender, lo que pasa es que no cayó en la situación. Al final, se equivocó avanzando el rey y recibió mate.


Y así fue como ocurrió este match, que a pesar del abultado resultado estuvo muy igualado. AUNQUE NO TANTO COMO EL MISLATA - XERACO de la semana anterior (8 tablas, VER AQUÍ). La idea de poner esta frase fue mía, pero la idea de ponerlo en mayúscula fue de dos chavales de mi edad de la tecnificación, podéis dejar apuestas en los comentarios. 

Solo me queda despedirme y aclarar que como pone el título, hemos gastado una bala, pero como buenos pistoleros vamos a dar guerra hasta el final de la liga. Puesto que en el baño de la tecni le dije a Rufino que en la última ronda le ganaríamos al Paterna Saint Germaint, nos vemos la semana que viene con más ajedrez y, por supuesto, ¡¡más crónicas!!

No os olvidéis de jugar en septiembre nuestro torneo...



Comparte en Google Plus

Acerca de Vicent

Colabora en AjedrezValenciano.com

1 comentarios :