DH R.8, Ateneo Marítimo 4 - 4 Benimodo (Crónica por MF Víctor García Molla y 2 partidas)

Crónica Ateneo A-Benimodo

Con los primeros petardos falleros de fondo, se enfrentaron ayer el Ateneo Marítimo (Con bastantes bajas, por razones de todo tipo) y el Benimodo, en situación muy delicada. 

Sorprendente clasificación la de este año, donde están en situación de descenso equipos que perfectamente podían estar luchando por los primeros puestos.

También se celebró el encuentro de en Segunda autonómica entre nuestro equipo B y el Utiel, y las bajas del equipo A repercutieron con fuerza en el equipo B, que sufrió un revés importante en su empeño de subir a Primera autonómica.



En fin, al encuentro. En lo que a mí respecta, mi destino para la tarde quedó sellado cuando el compañero Carioco, con la clarividencia que le caracteriza, me recibió diciendo “Tu, hoy, tablitas rápidas y haces la crónica, eh?”. Que fue lo que pasó, con la necesaria colaboración del GM Davor. 
(Komljenovic 1/2-V. García ½)



Una vez investido de cronista, pues nada, a ver las partidas y a sufrir. 

Al poco rato, mismo resultado, entre viejos amigos Víctor Monmeneu y Jairo. (Este era incluso más fácil de pronosticar….)
(Víctor Monmeneu ½-Jairo Alberola ½).

Pasada una hora, todas las partidas en el alero, pero ya se veían algunas tendencias. Campos se dejaba un peón en la apertura, pero tenía bastante espacio para sus piezas, por lo que parecía tener algo de compensación. Pablo Cruz empezaba a sufrir con Joel, en una india de rey en la que Pablo se quedó con el rey en el centro, con la dama de Joel incrustada en el territorio blanco. Por otro lado, Balada se recuperaba de una apertura dudosa con Apolo y tenía la iniciativa, y Lorenzo parecía tener buena posición con César Valentín. Barberá y Kovacevic jugaban su enésima Paulsen (estos dos llevan casi tantas partidas entre ellos como yo con Alexis, aunque sus resultados son más variados…), bastante igualada, con pareja de alfiles para Kovacevic y ventaja de espacio para Barberá.

De repente, Josep, que tenía un final igualado con Luis González, comete un error táctico de bulto que Luis aprovecha, quedando con dos peones de ventaja y un final ganado.

En ese momento, las cosas parecían favorables al Ateneo, pero la alegría duró poco. Lorenzo se metió en una línea que no valoró bien, donde César quedó con una posición sencillamente demoledora, y en pocas jugadas a Lorenzo le tocó abandonar. 
(César Valentín 1-Lorenzo Tejedor 0)



Afortunadamente para nosotros, se restableció el equilibrio gracias a otro ataque fulminante de J.L. Balada (y van…), que sigue en estado de gracia. Que dure.
(J.L. Balada 1-M. Apolo 0)

Luis González seguía con su final ganador, pero las otras no pintaban bien para el Ateneo. Campos estaba claramente peor, con peón de menos y su rey en peligro, y solo la situación tampoco muy cómoda del rey blanco daba alguna esperanza.

Aunque no había amenazas inmediatas, la partida de Kovacevic y Barberá empezaba a abrirse, y la pareja de alfiles de Kovacevic cada vez daba más miedo, especialmente el blanco que no tenía enemigo. Pablo Cruz tenía una posición feísima, donde parecía que podía perder en cualquier momento, pero seguía aguantando en el filo de la navaja.
Luis acaba ganando su final.
(Josep García – Luis González 1)



Cuando Campos durante mucho rato parecía al borde de la derrota, logra penetrar con su dama en el territorio blanco y, con la ayuda de su rey y del caballo restante logra un perpetuo agónico en una posición donde el Blanco acababa de coronar una segunda dama.
(J.V. Orihuel ½ -V. Campos 1/2)


Y, entrando en los apuros, y con posición ya un tanto precaria, Barberá se deja una torre limpia.
(R. Barberá 0- S. Kovacevic 1)

En ese momento, Joel había logrado pieza por dos peones, y daba la sensación de que debía imponerse. Sin embargo, Pablo jugó muy activo, avanzando sus peones del flanco del rey y se llegó a una posición con torre de Pablo en séptima y peón también en séptima, donde a Joel no le quedó más remedio que dar jaque perpetuo. Durísima partida, y demostración de nivel de Pablo frente a un rival muy fuerte en posición claramente inferior.
(P. Cruz ½ - Joel García ½)



Resultado final, 4-4.  El Benimodo a seguir sufriendo, y nosotros, pues creemos que salvados. Es curioso cómo cambian las dinámicas de un año para otro. En los dos o tres últimos años, estos encuentros igualados acabábamos perdiéndolos por la mínima. Este año, afortunadamente, no. 

Saludos,
Víctor García

Comparte en Google Plus

Acerca de Vicent

Colabora en AjedrezValenciano.com

0 comentarios :

Publicar un comentario