DH R.7, Benimodo 3 - 5 Camp de Morvedre. Jugando a espías (Crónica por JotaJota y 2 partidas)

Jugando a espías

Crónica Benimodo – Camp de Morvedre (ronda 7)

Esta semana nos tocaba viajar a Benimodo y, como es costumbre, nos dividimos en dos coches de manera que uno sigue al otro y así no nos perdemos (sistema que usan en la NASA). Avelino fue a echar gasolina y Miguel se puso detrás. Entonces vino una chica que trabaja allí a señalar que había un hueco, después de explicarle que estábamos siguiendo al de al lado se quedó extrañada y preguntó: “¿¿Pero él lo sabe??”, a lo cual vinieron muchas risas. Mientras pasaba esto, Ave estaba fuera flipando un poco con la situación. Entonces cuando ya nos fuimos, Enrique, Alberto y yo tentamos a Forano para que le diese caña, porque Ave corre mucho y siempre lo perdemos. Aún así lo perdimos, no sabemos cómo, pero Ave ya se había vuelto a escapar. Entonces, Miguel le estuvo pisando hasta que dijo que su coche ya no aceleraba más, entonces Kike le dijo que frenase un poco que no hacía falta que lo siguiéramos, que ya nos indicaría Alberto (en aquel momento pareció buena idea (jejejeje)). ¡A la media hora encontramos al otro coche! ¡¡Lo extraño es que lo vimos detrás nuestro!! Entonces, en ese momento, empezaron a surgir teorías. Quizás Ave iba tan rápido que fue hacía atrás en el tiempo, yo era partidario de la idea de que nosotros habíamos viajado hacia el futuro (podéis votar en los comentarios). .




Llegamos muy pronto, entre que habíamos salido con tiempo y la carrera que nos habíamos pegado; con tanto tiempo de margen que solo habían llegado 2 rivales. Luego nos hicimos la foto, hicimos las típicas charlas prepartida y nos pusimos a jugar. Ellos venían con el 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 y 9; y nosotros con el 1, 2, 5, 6, 7, 8, 9 y 11. Como dato curioso se puede decir que su número 8 luego trajo agua. Y ya que estamos hablando de agua, al inicio del match cuando habían pasado 10 minutos, Kova se me acercó extrañado y me preguntó qué estaba bebiendo, entonces le dije que agua y estuvimos hablando sobre la botella que reflejaba y podía dar a equívoco con su contenido (la botella era de color amarillo jejeje).



Francisco Adell - Miguel Forano (0-1):
Antes de hablar sobre la partida, cabe destacar que el match fue muy duro y tenso, yo recuerdo entrar en el apuro y no había acabado nadie todavía.
Fue una apertura de peón de rey en la cual el negro se dejó doblar peones, pero a cambio jugó muy activo. De hecho, me dio la sensación de que Miguel se pudo comer un peón en la apertura. Luego, Miguel se dejó entrar en su enroque a cambio de medio encerrar la dama rival y un fuerte ataque también al rey blanco. No sé si había defensa, pero su rival tuvo que entregar calidad y ya Miguel no le soltó.
Respecto al match, a pesar de ser la primera partida había indicios de que iba a ser un encuentro reñido. Ave estaba en un final cómodo, Joseda sufriendo un final y Juanjo muy bien. Había mucha tensión en el ambiente y al poco terminó Alberto.



Alberto Bono - Manuel Apolo (0-1):
Esta derrota me asustó, pues yo pensaba que Alberto estaba muy bien. Fue una escandinava en la que consiguió la pareja de alfiles de manera prematura y luego entregó material a cambio de lo que parecía un fuerte ataque. Pero se dejó un par de piezas sueltas y el ataque se vino abajo.
La cosa se ponía más emocionante. Al poco terminó Norman, de hecho, cuando me dijeron el resultado pensé que había sido al contrario, que Alberto había ganado y Norman había perdido.



Slobodan Kovacevic - Norman Davidovas (0-1):
Fue el típico Londres de Kova, en el cual Norman cometió una imprecisión y se quedó inferior. Luego intentó sacar petróleo en el flanco de rey y empezó a lanzar los peones, lo que pasa es que a cambio Kova fue avanzando el flanco de dama y también metió un caballo en el centro del tablero. Creo que Norman estuvo ganado, pero después no afinó. Entonces, una vez parado el ataque de Norman, Kova penetró en el flanco de dama y pasó la dama y la torre. Y cuando tenía mate en 2, apareció la virgen maría y le guiñó un ojo a mi compañero, ¡pues Kova se despistó y se le cayó la bandera! Las malas lenguas comentan que tras retirar su rey en la última jugada Norman le dijo a Kova: “¿sabes cómo nos las gastamos en Lituania?” y que el pobre Slobodan nada pudo hacer ante un “movimiento” tan fuerte.
Después de esto el match empezaba a coger forma, aunque Joseda estaba perdido, Kike sufriendo en un final de torres y respecto mi partida, podía ser cualquier cosa. Al poco ganó nuestro pichichi.


Juanjo Llavador - Josep García (1-0):
En la apertura Juanjo jugó algo poco conocido e interesante, y a simple vista parecía muy peligroso. De hecho, Josep no supo reaccionar bien y después dijo: “yo solo intenté sacar las fichas”. Y luego Juanjo fue jugando poco a poco, consiguió cambiarle el alfil del fianchetto y le creó problemas en el flanco rey, de hecho, se comió un pichorro en g6. Más tarde entregó una pieza que después recuperó y cuando ya tenía muy mala pinta, Josep se dejó torre.
Una vez acabadas estas partidas se produjo una pausa, y tardaron en acabar el resto. El resultado engañaba muchísimo, puesto que íbamos 3-1 pero Joseda ya estaba perdido, Enrique estaba en un final de torres con dos pichorros de menos, Avelino estaba en un final que olía a tablas muertas y en mi partida estaban presentes todos los resultados posibles.



Jose Hernández - Jairo Alberola (1-0):
Mi partida fue una defensa francesa. Yo estaba contento con mi posición, pues pensaba que al estar bien puestas mis piezas y el rey rival en el centro, podría abrir la posición cuando quisiera, pero tardé mucho, y cuando me di cuenta Jairo cerró la posición. Entonces, yo me empeñé en romper y conseguí un peón pasado apoyado, pero engañaba, dado que no podía avanzar, y mientras hubiera damas en el tablero no podría aprovecharlo. Luego, intenté dejar una casilla para meter mi caballo, pero me comí un truco táctico. Pero cuando me lo dejé me dio la sensación de que me beneficiaba, pues a cambio de calidad conseguí otro peón apoyado y pareja de alfiles. Y llegamos a una posición muy compleja y apurados. Y, por si fuera poco, con el match anclado en 3-1. Entonces, cuando me quedé bien, hice dos jugadas malas y no me quedó otra que forzar entrar en un final de torre y alfil (yo) contra torre y caball0b(él), pero muchos peones débiles por ambas partes. Pero en el apuro antes de entrar en el final, se dejó una trampita táctica y me quedé ganado.
Este punto fue una bocanada de aire fresco, pues al menos asegurábamos un punto. Estuve debatiendo con Josep y le explicaba que no lo veía claro, pero él me dijo que Ave o Kike hacían tablas.


Jose Daniel Muñoz - Davor Kolmenovic (0-1):
Joseda en esta partida hizo un planteamiento ofensivo, pues entregó un peón en la apertura a cambio de algo de dinámica. Pero su rival supo cambiarle primero la pareja de alfiles y después consiguió cambiar damas y defender el peón de más, aunque estaba doblado. Luego, mediante unas combinaciones, Joseda consiguió recuperar el peón, pero a cambio entró en un final de torre y alfil contra torre y caballo. Y en el final fue muriendo lentamente.
Entonces, se ponía el 4-2 en el marcador y parecía que Enrique estaba complicando el final de torres. De hecho, al poco Kike paró el tiempo y reclamó tablas por triple repetición, entonces ellos acordaron verlo en el tablero de al lado, y después de que Kike apartase fuertemente y con nervios mi mochila, se pusieron a ver si era cierto.


Cesar Valentín - Enrique Hompanera *  (1/2-1/2):
Fue una partida interesante en la que Enrique luchó por el flanco de dama y su rival por el flanco de rey. Cuando empezó a haber problemas en el flanco de rey, Kike rompió en el centro. Su rival no se quería quedar sin ataque, así que entregó una calidad a cambio del alfil blanco. Luego, no sé si Kike defendió bien, pero recuperó la calidad y se entró en un final de torre y alfil (César) contra torre y caballo (Kike). Cuando Kike entró en el final, me dio la sensación de que podía apretarlo, pero al poco creo que se quedó perdido. Y entonces, todos conocemos la mala uva que tienen los finales de torres, y Kike tiró el rey para arriba y cuando se dio cuenta, tenía muchos peones de menos, pero su rey estaba en tercera y el rival en primera. Y con las amenazas de mate no encontró manera de ganar y al final se repitió la posición 3 veces, la reclamación de Kike fue correcta.
Ya habíamos ganado, y mientras los demás estábamos flipando un poco, Juanjo fue y le dijo a Ave que ya habíamos ganado. Cuando Jhoel escuchó esto, ofreció tablas.

(*) El mejor jugador de finales de torres del Camp de Morvedre.


Jhoel García - Avelino Vicente (1/2-1/2):
Fue una siciliana en la cual Jhoel se salió rápido de la teoría y lanzó un ataque de peones en el flanco de rey. Mientras hacía esto, Ave fue maniobrando con sus piezas. Y cambió un par de piezas y damas, llegando a un final que a mí en directo me pareció superior. Entonces, Ave lo estuvo intentando, pero la posición se cerró rápido y no se pudo hacer nada. Al final, una vez estaba resuelto el match, se acordaron tablas.
Y así fue como ocurrió el match, si alguien tiene curiosidad, en el baño del club no se quedó nadie encerrado durante los enfrentamientos del B y D. Solo me queda desear suerte a nuestros rivales y despedirme, nos vemos la semana que viene con más ajedrez y, por supuesto, más crónicas.








Comparte en Google Plus

Acerca de Vicent

Colabora en AjedrezValenciano.com

10 comentarios :

  1. El Camp atracando otra vez, en vez de un pichorro en el escudo deberían de tener una navaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece inadecuada tu risa.

      Reír
      Del lat. ridēre.

      1. tr. Celebrar con risa algo.

      José Miguel Pérez

      Eliminar
    2. Ya tengo activado el gmail, no he sido ningún comentario anterior, dejo de comentar indefinidamente.

      JJ, eres el mejor.

      Eliminar
  2. Lo de las crónicas de JJ está alcanzando un nivel sublime y está muy en duda que Hompanera domine los finales de torres, en fin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De tu enbidiah naseh mi famah.

      Eliminar
    2. Qué sea el mejor jugador de finales de torres del Camp de Morvedre no implica necesariamente que los domine...;)

      Eliminar
    3. Totalmente de acuerdo con Humpanera (el autor del anónimo anterior). Cuando gane el final de Philidor...entonces hablaremos.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Yo ya he dado con la respuesta... El coche de Avelino iba detrás del de Forano, porque Avelino volvió a la gasolinera para pedir el número de teléfono a la chica que trabajaba allí, la cual había estado bromeando anteriormente.

    ResponderEliminar