Ha fallecido Rafael Bayarri Ros, ex presidente del C.A.Aboraya que ahora lleva su nombre

La comunidad ajedrecística valenciana y particularmente los miembros del alborayense Club de ajedrez Rafa Bayarri estamos de luto. Nos ha dejado nuestra brújula, nuestro guía, el catalizador de nuestras ilusiones en el tablero, el espejo en el que nos hemos mirado siempre y el hombre que, al admirar su porte tranquilo, su proverbial calma y aplomo, su contumaz pulso al tiempo, siempre nos arrancaba esta exclamación: «yo, de mayor, quiero ser como Rafa».

Si hemos de creer que nada muere definitivamente mientras queda alguien para recordarlo, sábete Rafa, que serás eterno. Como eterno es el ejemplo que siempre nos ha regalado; como eterno es el recuerdo imborrable que todos los ajedrecistas valencianos tenemos de este caballero del tablero que tantas lecciones impartió con su saber estar y su inquietud por desarrollar el arte de las sesenta y cuatro casillas; como eterna será la gratitud de todos los miembros del Club de ajedrez de Alboraya que en su día intentamos enjugar inútilmente la enorme deuda que con él teníamos renombrando nuestro club en su honor; como eternas serán sus enseñanzas, algunas técnicas, muchas vitales, y todas ejemplarizantes, porque un maestro sabe que nada educa más que el ejemplo, y el suyo está plagado de gestos, de sonrisas, de afabilidad y de una deportividad descomunal como pocas veces se puede encontrar en los campos de batalla de Caissa.

Fue el arquitecto de un proyecto que alumbró las vidas de muchos, el constructor de un hogar ahora huérfano de alma, el diseñador que nos acomodó y nos convirtió en familia, y el hombre que desafió a la invencible erosión de los años manteniendo la cohesión grupal a base de pintar nuestros días de acertadas decisiones e iluminar nuestros claroscuros con un envidiable tesón que nos ha hecho, a muchos, lo que somos.

Alboraya, el ajedrez valenciano y quienes esto escriben, no solo tenemos una deuda impagable con quien nos vio crecer y nos acompañó en nuestro escaqueado camino, sino que además tenemos la necesidad de no olvidar todo lo que nos enseñó, que es mucho más que las combinaciones resultantes de todos los posibles movimientos válidos del ajedrez. Así de infinito es su legado.

Porque es necesario que se sepa que ese peón imprescindible en nuestro tablero vital sin duda promocionará, ya cruzó la octava, la octava línea, la octava edad, pero nunca estuvo aislado. Acaso porque nunca fue peón sino rey. Y nunca dejaremos de rendirle la pleitesía que su inolvidable figura merece.

Descanse en paz, Fernando Rafael Bayarri Ros, predilecto de Caissa, amo de nuestro recuerdo.






Comparte en Google Plus

Acerca de Vicent

Colabora en AjedrezValenciano.com

4 comentarios :

  1. Rafa Bayarri era una persona entrañable para mí. Hace mucho muchos años jugaba en el Portuarios que luego se convirtió en el Ateneo Marítimo. Me vio jugar cuando yo empezaba y todavía llevaba pantalón corto con 12 años. No hace mucho, la última vez que hablamos, me seguía llamando Vicentín como hace 50 años. Siempre estuvo apoyando al ajedrez y sin duda el ajedrez le debe mucho. Q.E.P.D.

    ResponderEliminar
  2. Descanse en paz un referente del ajedrez valenciano en todos sus aspectos. Y mis condolencias a sus familiares y allegados y compañeros del Club de Ajedrez Rafa Bayarri de Alboraya.

    ResponderEliminar