DH R.8, Mislata Lanjarón Discema 5'5 - 2'5 Enric Valor. Una victoria terapéutica. (Crónica por Miguel Ángel Sánchez)

El Enric Valor se presentaba puntual aproximadamente más de media hora antes del inicio del encuentro (como toca) encontrándose a las primeras unidades del Mislata C y al árbitro paseante en el parque de enfrente pues aún La Fábrica se encontraba cerrada. A las 16:30h se abría el local de juego y las hordas mislatenses del equipo C se afanaban a montar el local para los dos equipos pues como suele ocurrir en todos los clubes los equipos A suelen ser maestros en el arte del escaqueo. Eso sí, ya podemos comprobar en las sedes valencianas que las pinzas en las tablillas se ponen con perfecta maestría.

Los alicantinos, esta no es su guerra, tienen que ganar sí o sí al Fomento Gandía para salvar la temporada e intentar arañar algún puntito extra sea al Mislata o a quien sea.

El Mislata situado en la zona intermedia no se juega especialmente nada pero sorprende con su alineación de gala, posiblemente el equipo más fuerte alineado hasta ahora.

A las 17 horas y con el permiso del árbitro ya está todo montado así que el capitán vistante da orden a sus hordas de poner los relojes en marcha (como toca). El equipo local no podrá comenzar pues aún no son el mínimo exigido de seis jugadores.

Pasados escasos dos o tres minutos ya son seis pero no deberían comenzar ya que falta un tablero intermedio y se puede comenzar pero no es lo recomendable. Pero pronto llegan los últimos rezagados y se comienza ahora sí el match. Entre todo esto han pasado apenas cinco minutos.

Crónica por Miguel Ángel Sánchez

Tal y como preveía, cuando acudí a La Fábrica de Mislata a montar la sala, ya estaban en la puerta nuestros rivales de Alicante, junto con el árbitro nómada. Es lo que tiene venir de lejos, que eres más puntual. Luego, un buen amigo del Mislata, el árbitro catalán Miguel Ramos, apareció por la sala para saludar. Siempre es una alegría ver a los amigos.




En División de Honor, recibíamos al Enric Valor, un equipo durísimo que tiene nivel para estar más arriba en la clasificación. Pero yo era optimista, presentábamos nuestro equipo de gala y tradicionalmente hemos tenido suerte contra ellos. Creo recordar que hace dos temporadas, nos escapamos por los pelos. Necesitábamos una victoria para ir rehaciéndonos emocionalmente después de las derrotas contra el Xeraco y, sobre todo, contra el Benimaclet.



No puedo decir mucho del match. No me levanté de la silla en toda la partida, así que quizá no sea exacto en mis apreciaciones y en el orden en el que creo que fueron acabando las partidas.

Me pareció que las cosas siempre pintaron bien para nosotros.

En las mesas 2 (Galiana Fernández-MI Dani García) y en la 3 (Marta García-J.M. Sánchez Dengra) vi a lo lejos posiciones de apertura en las que mis compañeros se sienten seguros.

En la mesa 4 (González Santamarina- J.J. Bas Mas), las negras parecían haber igualado y pronto empezaron a combinar para ganar material.

En la mesa 5 (Sánchez Romero-García Giménez), las N se habían dejado atornillar y las B jugaban cómodas en el Flanco de Rey.

Pronto empezaron a caer las victorias del lado local. Creo que en las mesas 2 y 3. En la mesa 6, (Torregrosa Molina-Pavía Miralles), se había llegado a un final de torres en el que las N negras tenían un peón menos. Pero el blanco tenía poco tiempo en el reloj y una oportuna oferta de tablas fue aceptada.

Victoria local en la mesa 5 y tablas entre A. Cabrera y L.M. Campos en la mesa 1. 4 puntos para los locales y a esperar.

Me tranquilizó ver que en la mesa 8 (Bárbara Sánchez Dengra- M.Jordán) las negras tenían torre y dos alfiles por la dama y un peón en sexta que pronto le costó la partida a las Blancas y el encuentro a los visitantes.


La derrota local en la mesa 7 (J.Defez-J. Aledo) no afectaba al tanteo final. Quedaba la mesa 4, las negras tenían alfil y caballo contra caballo. Pero el blanco tenía peones de más y montaba cierta clase de fortaleza. Era un final difícil de jugar y más, con 30 segundos por jugada. José Joaquín, que es un excelente jugador de finales, hizo lo que pudo. En otra época, cuando se aplazaban las partidas, todos hubiéramos aprendido intentando ganar con las negras. En el ajedrez rápido de hoy en día, tablas. Y victoria terapéutica del Mislata-Lanjarón-Discema. 













-

Comparte en Google Plus

Acerca de Vicent

Colabora en AjedrezValenciano.com

0 comentarios :

Publicar un comentario