R.5, Círculo Mercantil 2'5 - 5'5 Vila-real (Crónica por José Miguel Pérez)

Círculo Mercantil – Vila-real: 2’5-5’5.

Buenas, entre final provincial escolar y otras cosas, no he tenido mucho tiempo estos días ni para ver las partidas. Aunque hace un par de días si envié a la web unas fotos…

En los últimos años este Derby ha tenido lugar en División de honor, y además con diferentes resultados para unos y para otros, este año por diferentes circunstancias, nos enfrentamos en nuestro grupo correspondiente de primera autonómica 2 clubes con muchos amigos compartidos.

 
Crónica y fotos por José Miguel Pérez

El Vila-real nos visitaba con casi su equipo de Gala, con la baja de Blázquez y el gran Ildefonso, que jugaba de 1 del B esta semana, nosotros estrenábamos a los 4 primeros con los 2 Jordán ya por fín, Arrizabalaga tenía un compromiso ineludible, al igual que Frank Gimeno y yo mismo tenía otro a las 18:30 que coincidió con este enfrentamiento, pero este año tenemos otros jugadores también con ganas y hubo lucha y un equipo suficiente para presentar cuanto menos, batalla.

La verdad es que yo me fui sobre las 18:15, pero voy a hablar un poco de lo que vi y de lo que he podido ver en las partidas.

Primera derrota, Carlos Roig pudo hacer algo más, tuvo un par de ocasiones para cambiar damas y llegar a un final interesante, pero tras rechazar los cambios, la avalancha de peones en el flanco de rey y comerse algún peón sospechoso, quedó en red de mate imparable, pero bueno, una derrota más o menos clara. Buen remate de Álex Pérez.



Ya pasadas las 7 y media, tablas en el tablero 2 entre Marc Ribera y Sergio Romero, actual campeón provincial y por encima de 2200 ya, no es mal resultado con negras, fue una partida equilibrada sin desniveles por parte de ninguno de los 2 bandos.


Llegando a las 8 ya, Sandro firmaba tablas en el 8º tablero contra Aitor Viciano, cuando yo me fui, estaba bajo mi impresión algo mejor, o al menos prometía más a pesar de la opinión de la maquinita, de hecho, tras los cambios y abrirse la posición, tuvo la partida ganada, pero no acertó en las simplificaciones y se llegó a una posición igualada sin nada más que rascar y el encuentro se complicaba según me dicen.




En el tablero 5, Ortí empataba el encuentro, en un duelo clásico en provinciales de los 90 y principios de siglo, tras 15 jugadas, Ortí se había agresivizado abriendo mucho la posición, aunque Angullo tenía columnas prometedoras, se cambiaron torres y parece que el negro, poco a poco se fue preocupando un poco más del flanco de dama que de las posibles rupturas en el de rey dejando el rey demasiado expuesto al final.

En el tablero 1 se decantaba el encuentro, Alejandro no estuvo perdido hasta 4 jugadas antes de abandonar, aunque sufría ya en posición, entregó algún que otro peón por Actividad, pero Sergi jugó más fino y contragolpeó aprovechando alguna debilidad. 2-3 y ya no ganaríamos más.



En el 3, David acabó perdiendo una partida contra Aymerich en otro clásico del ajedrez provincial, bastante loca, de la que no me pronunciaré demasiado, porque pudo pasar de todo, posicionalmente me gusta mucho más la apertura de David, llegó a estar mucho mejor, luego igualado, y luego se dejó algo en el final, una partida que define perfectamente lo que es la competición, la tensión y los apuros. 2-4.




Se decidía ya el encuentro con las tablas de Miguel contra Carlos Martínez, una partida en general equilibrada, en la que Carlos debió aplicar mucha “psicología”, en la apertura, se pensó bastante, cuando yo me fui, me gustaba más el plan de Miguel, el blanco tenía algún alfil estático, pero tras unos cambios, se quedó con la pareja de alfiles, JJ DIXIT, clara ventaja, jeje, al final ambos lo intentaron, pero ninguno consiguió decantar la balanza.



Ya con el encuentro ganado para el Vila-real, se luchó hasta el final el séptimo tablero, en dónde tb vencieron los visitantes, Saúl Molina acabó imponiéndose a Raúl Torres tras larga lucha, decir solamente al final, que es cierto que es probable que pueda conseguir tablas el blanco cortando bien las columnas y tal, pero es difícil y tenso con poco tiempo, era Torre y 3 contra Torre y 4 y uno pasado aislado para el negro, lo dicho, era complicado con la tensión del momento, seguramente.



Vila-real aprieta el acelerador y parece que coge la autopista camino de División de Honor nuevamente, y la semana que viene reciben al Camp de Morvedre en un encuentro decisivo sin duda por el ascenso, nosotros caminamos ya a la tierra de nadie, pero seguiremos compitiendo y divirtiéndonos en equipo.






Comparte en Google Plus

Acerca de Vicent

Colabora en AjedrezValenciano.com

2 comentarios :

  1. Buena crónica. Ellos llevaron la iniciativa siempre, pero nosotros tuvimos mala suerte en algunas partidas. Lo que pasa es que mala suerte una vez es normal, mala suerte 4 veces ya quizá no es solamente mala suerte

    ResponderEliminar