Leonid Stein (por Jesús Martínez)

Jesús Martínez nos deja este excelente artículo con partidas comentadas de este genial jugador. Creativo, intuitivo y natural, fue considerado el maestro del ataque.




Leonid Stein
 


1934 – 1973

-        ¿Qué espera del próximo Torneo Interzonal, en Brasil?

-        Acudiré allí con intención de ganar. Siempre he jugado a ganar, nunca he acordado tablas sin lucha. Por eso me ha resultado sorprendente que en este torneo algunos jóvenes jugadores me hayan propuesto tablas ya en la décima jugada. Hay que luchar.

-        ¿Concentra usted sus esfuerzos en cada momento decisivo de la partida, o sólo en las partidas importantes?

-        ¿Por qué en una sola? Para mi todas las partidas son importantes. Siempre me entrego por completo.

-        ¿Contiene su juego algún rasgo específico?

-        Creo que tengo mi propio estilo.

-        ¿Podría usted nombrar al jugador más destacado, al mejor del mundo?

-        Es muy difícil responder a esa pregunta, ya que tal jugador aún no ha surgido. Cada época tiene su propio genio.

-        ¿Puede mencionar algún otro país, ademas de la URSS, que esté contribuyendo, de manera especial, al desarrollo del ajedrez?

-        En mi opinión hay pocos países así...¡Pero si podría decir que el ajedrez está a punto de conquistar el mundo entero!

        
Parte de la última entrevista concedida por Leonid Stein tras ganar el Torneo de Las    Palmas en 1973 a la prensa española.

En la mañana del 4 de julio del mismo año, los jugadores de la URSS debían viajar a Inglaterra donde se iba ha celebrar el Campeonato de Europa de equipos nacionales. Desde allí irían a Brasil para disputar el Interzonal. Llegaron al aeropuerto y Leonid Stein no se encontraba entre ellos. Estuvieron esperando en vano; mientras se encontraba en el hotel, preparándose para el viaje, sintió dolor en el corazón....Los médicos no pudieron salvarle.
 

Fue una estrella fugaz que cruzó el firmamento ajedrecístico durante poco más de diez años. Su historia me conmovió cuando pude leerla en el volumen 3 de “Mis geniales predecesores”, donde Gary Kasparov le dedica un amplio capítulo. ¿Cómo uno de los mayores genios  puede morir con tan sólo 38 años en la cúspide de su carrera? La vida es así, ya lo se, pero uno no puede dejar de sentir un dolor interno especial cuando se trata de un ajedrecista tan excepcional. 

El entonces campeón mundial, Bobby Fischer, que se encontraba desaparecido de la realidad visible, envió un telegrama a Moscú: “Estoy conmocionado por la muerte de Leonid Stein, un brillante gran maestro y un buen amigo. Expreso mis condolencias a la familia y a la comunidad ajedrecística”

Se conocieron en el Interzonal de Estocolmo en 1962. Habitualmente jugaban britz en su tiempo libre, con éxito alternativo. Según Geller, Bobby estaba asombrado tras perder las dos primeras partidas: ¿quien era este Stein? Al final Bobby sentía gran respeto por él.

Aprendió a jugar a los 10 años y hasta los 13 años no fue aceptado en el Palacio de Pioneros de Lvov, su ciudad natal en Ucrania. A los 18 era candidato a maestro, y a los 24 maestro. Famoso en esa primera época por su juego impaciente, incapaz de obligarse a pensar ante el tablero (empleaba en sus partidas 15-20 minutos) y continuamente tomaba decisiones precipitadas. En los análisis cuando comenzaba a mostrar las variantes que había visto, el tablero parecía moverse. Era como una “ametralladora”. 

Empezaron a llamarle “el segundo Mihail Tal” por su gran capacidad táctica, y fue un virtuoso de los finales de partida.


Partida Morovic – Stein: Comentarios de Gufeld y Lazarev ("La estrategia del riesgo")



Partida Grigoric - Stein: Comentarios de Garry Kasparov en su libro "Mis geniales predecesores"


Con el tiempo fue puliendo esos defectos y su gran talento le llevó a lo más alto al conseguir ganar tres campeonatos de la URSS en cuatro años, algo sin precedentes y dos de los torneos más fuertes de la historia (Moscú 1967 y el Memorial Alekine 1971) donde participaban los mejores jugadores de la época, incluido el campeón mundial y ex campeones mundiales. Además de conseguir numerosos triunfos en competiciones internacionales, también formo parte del equipo de la URSS en dos Olimpiadas, con sendas medallas de oro en cada una de ellas.

Eran famosas sus remontadas ya que solía empezar los torneos puntuando muy poco y los acababa con porcentajes espectaculares. Fue un defecto que nunca pudo corregir, aunque esa era su forma de afrontar los grandes compromisos.


La primera partida de Stein que se hizo muy conocida al publicarse en numerosas revistas de ajedrez de todo el mundo fue la que jugó con Krogius en el Campeonato de la URSS en 1960. Una obra de arte ajedrecístico.


Partida Krogius – Stein:
Comentarios de Garry Kasparov en su libro "Mis geniales predecesores"



 

En los Torneos Interzonales siempre rozó la clasificación para las siguientes fases, en muchos de ellos por razones estrictamente estradeportivas al no permitir la FIDE más de tres jugadores de un mismo país. El año de su muerte era considerado el jugador más fuerte del momento junto con Karpov y gran favorito para el Interzonal de Brasil.


Sus resultados particulares con los mejores jugadores de la época son impresionantes:



Spassky (+3-2=9), Tal (+2-1=3), Keres (+2=6), Polugaievsky (+3-2=3), Botvinnik (+1-1=2), Smyslov y Petrosian (+1-1=8 con ambos).


“Leonid Stein murio prematuramente, en la cima de la plenitud creativa. Sólo había actuado en la arena ajedrecística durante un breve periodo, y, sin embargo, consiguió unos resultados tan impresionantes y creó tales muestras de arte ajedrecístico, que por derecho propio se encuentra en las filas de los mejores jugadores de la historia” (Gufeld y Lazarev en “La estrategia del riesgo”).


“Tal, Spassky y Stein llegaron más allá de la línea armoniosa Botvinnik-Smyslov, ampliando los límites de nuestro entendimiento del juego, modificando nuestra impresión de la correlación entre material y calidad de posición, de situaciones en desequilibrio material y estratégico, y estos tres maestros sentaron las bases para la aparición del ajedrez moderno, ultradinámico. Estos nuevos desarrollos también fueron fuertemente impulsados por Fischer. Pero, hablando en sentido figurado, mientras que el arma de Fischer era el estrangulamiento, estos tres mosqueteros eran virtuosos espadachines, que también sabían cruzar dagas y dominaban la ballesta. En este trío la intuición jugaba un papel principal. Fischer reverenciaba las reglas, mientras que ellos adoraban las excepciones y las paradojas” (Gary Kasparov en “Mis geniales predecesores”).


Disfrutemos ahora del maestro ucraniano. Ganar a cinco campeones mundiales no es nada fácil!

Jesús Martínez

   
Partida Stein – Petrosian:

Comentarios de Garry Kasparov en su libro "Mis geniales predecesores"

 

Partida Stein – Tal:
Comentarios de Gufeld y Lazarev ("La estrategia del riesgo")

 

Partida Spassky – Stein:
Comentarios de Garry Kasparov en su libro "Mis geniales predecesores"

 

Partida Botvinnik – Stein:
Comentarios de Gufeld y Lazarev ("La estrategia del riesgo")

 

Partida Stein - Smyslov: Comentarios de Garry Kasparov en su libro "Mis geniales predecesores"


Comparte en Google Plus

Acerca de Vicent

Colabora en AjedrezValenciano.com

2 comentarios :

  1. Muy buena la información. Tengo el libro " la estrategia del riesgo", pero todavía no le he dedicado el tiempo que se merece. Ahora bien, ganó a cinco campeones mundiales, pero no pudo ganar a un jugador de mi pueblo. En la olimpiada de Tel Aviv, 1964, España y la URSS se enfrentaron en la fase previa. En dicha fase los soviéticos hicieron 23,5 puntos de 24 posibles. El único que pudo conseguir unas tablas contra ellos fué Eduardo Pérez Gonsálvez, nacido en Manuel ( Valencia ), mi pueblo, que entabló precisamente con Stein. Saludos y enhorabuena por este trabajo.

    ResponderEliminar