Tablón de anuncios: Ajedrez en el Cauce Antiguo del Turia

    Todos los aficionados valencianos que quieran pasar un rato agradable jugando al ajedrez al aire libre, pueden acercarse los domingos por la mañana al Cauce Antiguo del Túria, en Valencia. El sitio está a la altura del Carreforur de Campanar, cerca de donde están las mesas de ping-pong.
    Hay seis mesas de ajedrez. Sólo hay que llevar un juego de piezas y, si es posible, reloj. Suele haber gente a partir de las diez y media y hay buen ambiente. 

    Por lo que a mí respecta me ha parecido una experiencia agradable.
Comparte en Google Plus

Acerca de Vicent

Colabora en AjedrezValenciano.com

6 comentarios :

  1. Habrá que darse una vuelta por allí ... y dar un descanso al ordenador.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué recuerdos! Yo jugaba allí hace ya unos 5 o 6 años. Me sorprendió ver en su momento lo cuidados que estaban. De hecho saqué algunas fotos de las mesas y las presentamos al ayuntamiento de Silla para que compraran algunas para el pueblo.

    Y como era periodo de elecciones pues nos dieron el «capricho» y nos pusieron 2 en el parque municipal (justo enfrente de la estación de tren).

    ResponderEliminar
  3. Magnífica iniciativa, hacen falta más cosas así para que se promocione el ajedrez de verdad... desde la base más infima.

    ResponderEliminar
  4. ¿es abajo en elm rio? ¿cerca del puente del nueve de octubre?

    ResponderEliminar
  5. Parece que tendremos mas aficionados haciendonos compañia, pues un compañero y Yo, solemos jugar desde hace mas de un año, y no somos los unicos...Un dia recuedo ver a Buenafe tablero nº1 del Quat...Es un hecho, las mesas estan para algo mas que comerse la merienda...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que es el único sitio de Valencia donde se juega al aire libre. Es un bonito sitio para jugar... aunque estos días me temo que haya que ir abrigado.
      Si la gente se anima a ir, puede ser un sitio de referencia para acudir a echar unas partidas de blitz y pasar un buen rato.
      Yo fui una mañana de domingo y noté que la gente sentía curiosidad y se acercaba a mirar y algunos se animaban a jugar.

      Eliminar