R.6 Xeraco 5.5 - 2.5 Alzira

Crónica por MF Javier Alcaraz
Camarena Gimenez,Rufino (1 : 0 ) Cruz LLedo,Pablo
Castella Garcia,Fausto (1 : 0 ) Ibanez Aullana,Ramon
Alcaraz Ortega,Javier (1/2 : 1/2 ) Mullor Gomez,Luis
Moreno Carrascosa,Bartolome (1 : 0 ) Toledano Llinares,Juan Antonio
Deruelle Sala,Albert (0 : 1 ) Sanchez Saez,Francisco
Moreno Torralba,David (0 : 1 ) Rubio Tent,Paco
Minana Menor,Antonio (1 : 0 ) Reig Albero,Ferran
Alcaraz Carcel,Antonio (1 : 0 ) Clari Mascarell,Jose Javier


Tras la amarga derrota del Xeraco en Benimaclet, donde los de negro vieron como lo que parecía una victoria se escapaba tablero por tablero, los representantes más pesimistas del equipo comenzaron a sacar cuentas y a pensar, como decía un anónimo en ajedrezvalenciano, en si no tocaría al equipo recordar tiempos peores tras dos temporadas de buenos resultados en parte inesperados. Así las cosas, a sólo dos puntos del descenso y desmotivados los jugadores, los psicólogos del equipo se encargaron de subir los ánimos por el grupo de correo electrónico y WhatsApp. Y no era para menos. Aunque bajo el amparo y la confianza que inspira la nueva sede del club (jugábamos en casa) y con las estadísticas a favor (100% de victorias en casa, 100% de derrotas fuera), tocaba recibir con la mejor cara posible nada menos que al Alzira, club que solo con ver la lista dan ganas de quedarse en casa…

Comenzaba el encuentro con gran puntualidad (si bien las filas del Xeraco se encontraban diezmadas, ya que algunos jugadores tomaban tranquilamente café en el bar de enfrente, como si el tiempo no pasara para ellos) y se encontraban los de Xeraco con un panorama poco alentador: aunque el Alzira no presentaba el equipo titular, tampoco parecían terribles las bajas de sus 6 y 8, ya que este equipo cuenta con un sólido banquillo. 

 

Dispuestos a darlo todo, las cosas se ponían de cara con la victoria por móvil de Antonio Miñana en plena apertura siciliana en la mesa 7, con lo que los locales se anotaban el primer punto del encuento. (1-0)

 

Mucho más tarde acababa la partida de la mesa 1 (Rufino Camarena-Pablo Cruz), un GDA variante Smyslov para los muy eruditos (en mi caso irregular del GDA con fianchetto), en mi opinión algo pasiva para las negras, que quedaron con su alfil de blancas encerrado, estructura en la que me dio la sensación de que Rufino se sentiría cómodo. No vi mucho el desarrollo de la partida pero al parecer buena partida de Rufino y según me apuntaban algunos compañeros un error de Pablo precipitaba la victoria para el capitán de Xeraco. Otro punto para los locales (2-0) que empiezan a mirar el resto de partidas, que en este momento siguen inciertas.

 

Fausto y Bartolomé luchando en sus habituales posiciones que da miedo mirar (y por supuesto me abstengo de valorar), y Alcaraz sufriendo en mesa tres con mucho menos tiempo en el reloj, y una posición desagradable. Más abajo Deruelle parecía tener gran compensación por la calidad entregada, lo que equilibraba  la mala posición de la mesa tres. Finalmente David Moreno parecía algo inferior aunque no había nada decidido, pero esto se compensaba con la ligera ventaja de espacio e iniciativa de Alcaraz padre en mesa ocho. (2-0)

 

Poco después, acababa la partida de la mesa tres (Alcaraz-Mullor), en la que bien avanzada la apertura comprendió el blanco que por un orden muy inusual se acabó metiendo en una siciliana Alapin con g6 de las negras, algo sin duda desagradable para él, como demuestra la gran desventaja de tiempo. Sin embargo, tras un error del negro cuando parecía que podía ganar, las blancas lograron zafarse de la presión e incluso llegar a un final mejor que tenia toda la pinta de ganarse (aunque los análisis posteriores demostraron que no estaba tan claro), si bien las negras se defendieron bien y acabó en tablas. Aún así gran alivio para Xeraco y resultado muy positivo considerando los malos pronósticos para esta partida. (2,5-0.5)

 

Ya en la recta final de las partidas terminaba la mesa ocho, en la que el negro amagó eslava con 2…c6 y acabó con estructura de muro de piedra. El negro consiguió ventaja de espacio en el flanco de dama y decidió la partida con una secuencia táctica aprovechando el apuro de su rival. Otro punto para Xeraco que ya se está acostumbrando (malacostumbrando, en mi opinión…) a ganar en este tablero. (3,5-0,5)


Y llegamos al ecuador del encuentro, con muy buenos pronósticos para el equipo local, aunque aún no llegaba el punto decisivo.

 

En mesa seis, un Panov en el que el blanco consiguió ventaja de espacio y 3 contra 2 en el flanco de dama (plan que siempre me ha parecido muy peligroso) y Moreno quedó inferior. No vi el final de la partida, pero sí una posición con peón en sétima de Paco Rubio y David buscando un continuo que no debió conseguir. Primera victoria para los visitantes. (3,5-1,5).

 

El punto decisivo llegaba en la mesa cuatro de la mano de Bartolomé que se enfrentó con negras a una estructura Larsen y logró salir airoso pese al nivel de su rival en otra de las habituales y complejas complicaciones que acontencen en sus partidas, a las que nos hemos tenido que ir acostumbrando los más sólidos del equipo. Creía haber visto la partida igualada cuando me apuntaron que el de Xeraco contaba con una torre de más, con lo que decidió la partida y el encuentro. Los de Xeraco respiran tranquilos. (4,5-1,5)

Aún quedaban las partidas de Fausto y Albert que no tenían mala pinta, y algunos soñaban ya con un resultado abultado. 

 

En mesa 2 (Ramon Ibañez-Fausto Castellá), una India de Rey del negro acabó, cómo no, en un medio juego complejo con material desequilibrado, en la línea de Fausto. Por si no lo sabían (los que hayan jugado con él deberían saberlo), el segundo tablero de Xeraco no es de los de amedrentarse, y sus partidas nada tienen que envidiarle a las de Bartolomé en lo que a complicaciones se refiere, pues si antes comentaba que no me atrevo a valorar las partidas de nuestro cuarto tablero, tampoco es alentador el panorama del segundo, así que me abstendré de hacer valoraciones hasta el final, donde con dama y dos torres por bando, los dos peones centrales pasados y ligados del blanco no resultaron suficientes frente al caballo extra de Fausto, que se llevaba la victoria. (5,5-1,5)

 

Finalmente quedaba la mesa cinco (Albert Deruelle-Francisco Sánchez), que como ya comenté arriba pintaba bien para el blanco, pues tenía dos peones pasados por la calidad y el rey negro algo indefenso. Haciendo gala de valor y a sabiendas de que el equipo había ganado, el de Xeraco rechazó un continuo frente a un rival con bastante más elo y en posición complicada, para buscar la victoria. Gran final de partida por parte de ambos que mantuvo expectantes a los que allí quedaban presentes, y en el que Deruelle tuvo la oportunidad de ganar, pero una buena defensa del negro y un error del blanco dieron la vuelta a la partida, que acabó con la victoria del de Alzira. En mi opinión muy buena partida de Albert a pesar del resultado final (riesgo que hay que asumir cuando se va a por la victoria) que lleva un buen torneo, seguramente por encima de lo que los resultados reflejan. (5,5-2,5)

Así pues, contra todo pronóstico, los de Xeraco amortizaban una vez más la nueva sede del club y se alzaban con la victoria en un encuentro que no inspiraba confianza, lo que demuestra que de algo sirvieron los correos de los psicólogos del equipo. Resultado posiblemente inesperado para el Alzira en un encuentro que comenzó de forma desafortunada y en el que las cosas no les vinieron de cara. El Xeraco consigue así espantar momentáneamente los fantasmas del descenso, aunque todavía queda mucho torneo y nada está decidido. Gran resultado para la marea negra. Calma en la playa de Xeraco.

INFORMA: MF Javier Alcaraz








Comparte en Google Plus

Acerca de Vicent

Colabora en AjedrezValenciano.com

5 comentarios :

  1. Buena crónica y buenas fotos.

    ResponderEliminar
  2. Podriais colgar la partida de Tole?

    ResponderEliminar
  3. Los Alcaraz son muy buenos... cuando están los 2 el Xeraco no pierde .....

    ResponderEliminar
  4. My amable, pero lo cierto es que cualquier equipo se resiente con dos habituales menos. Especialmente en Xeraco, donde contamos con los efectivos justos para los cuatro equipos y las sustituciones son complicadas.

    Mérito de los otros seis, que además de ser todos mejores que yo, en estos tres años no han fallado ni una una sola partida.

    Saludos

    AA


    ResponderEliminar