¿Sólo virtual?

No sé si les habrá ocurrido a ustedes, pero en ocasiones uno intuye algo, algo que no le termina de convencer demasiado y luego salen estudios y saltan las alarmas.
Nunca he sido demasiado amigo de estarme horas y horas buceando por los insondables mares de la red de redes. Me aburre, me cansa, me agota.
Siempre he preferido lo físico: el papel, el lápiz, un buen abrazo, un buen plato de comida bien cocinado... No sé, no termino de acostumbrarme a que leamos más en pantallas que en papel. A que escribamos todos sin ningún tipo de personalidad (todos con los mismos tipos establecidos y encorsetados). A que sea igual decirle "un abrazo" a mi hijo que estrecharlo entre mis brazos. A que quieran convencerme de que un tomate de plástico sabe igual que un tomate que ha crecido bajo los mimos y la mirada serena y atenta de un agricultor...
Claro, por eso creo en los tableros de ajedrez. Leer la revista Jaque con un buen tablero, con las risas de mis amigos en el club, tratando de descifrar qué hace Kariakin (u otro de esos genios), adivinar jugadas...
O leer y disfrutar de un buen rato de ajedrez en casa, en paz, sin interrupciones (sin pitidos, llamadas, mensajes...).
¿Han pensado alguna vez en darle una oportunidad al papel?
¿Se han dado alguna vez la oportunidad de leer la revista Jaque?
¿Realmente nos hemos planteado los jugadores de ajedrez si nuestro deporte se merece medios escritos? ¿O ya no hacen falta?
En fin, a lo que iba.
Hace tiempo que, al igual que mi padre nos limitaba a mis hermanos y a mí la televisión, yo vengo fijando (y fijándome) un tiempo para la navegación diaria.
Lo hago porque he visto que la red engancha. Nos engancha como peces y no nos suelta con tanta facilidad.
Bueno, en la revista XL Semanal nº 1297 (2 al 8 de septiembre), Tony Dokoupil firma un artículo titulado "Ciberadictos".
Foto-ilustración: Mekakushi. Ciberadictos.

Recomiendo su lectura y su reflexión (también recomiendo 'Superficiales', Nicholas Carr, Taurus).
De todos modos, voy a copiar algunos extractos que han llamado mi atención:
"Miran una pantalla por lo menos ocho horas al día, más tiempo que el empleado en cualquier otra actividad, incluyendo dormir".
"La investigación está dejando claro que Internet no es 'otro' simple sistema de transmisión de datos. Está creando un entorno mental nuevo".
"Peter Whybrow, director del Instituyo de Neurociencia y Comportamiento Humano de la Universidad de California en Los Ángels, afirma con rotundidad que 'el ordenador viene a ser cocaína electrónica', generador de ciclos de euforia seguidos por bajones depresivos. Internete 'produce estados de ansiedad y provoca comportamientos compulsivos', incide Nicholas Carr".
"La red 'fomenta nuestras obsesiones, dependencia y reacciones de estrés', agrega Larry Rosen, un psicólogo de California que lleva décadas investigando los efectos de Internet".
"'Hay algo en este medio que resulta adictivo', dice Elias Aboujaoude, un psiquiatra de la Universidad de Stanford".
"Quienes pasaban más tiempo conectados a Internet hacían gala de un mayor número de 'rasgos de la personalidad compulsiva' (Larry Rosen)".
"Da la impresión de que estamos eligiendo utilizar esta tecnología, pero el hecho es que dicha tecnología se está haciendo con nosotros merced a su potencial para la gratificación a corto plazo".
"El cerebro de los adictos a Internet se parece al de los adictos al alcohol o las drogas. En un estudio aparecido en enero, unos investigadores chinos hablan de 'materia blanca anormal' -células nerviosas cuya función es la de la aceleración- en las áreas especializadas en la atención, control y la función ejecutiva".
"Y ambos estudios se superponen con los resultados de otras investigaciones que asocian la adicción a Internet con 'anomalías estructurales en la materia gris', esto es, una reducción de entre el diez y el veinte por ciento en el área del cerebro responsable de procesar el habla, la memoria, el control motriz y las emociones".
"Los resultados, publicados el mes pasado, revelan que los jóvenes deprimidos son los que más usan Internet, los que dedican más horas al correo electrónico, los chats y los videojuegos (Universidad del Estado de Misuri).
Claro, habrá quien pueda argumentar todo lo bueno que nos ha traído la red (y no voy a ser yo quien lo niegue), pero, a la larga, el que sepa conservar el equilibrio (el que se apoye también y en buena medida en el papel) acabará teniendo una muy buena ventaja competitiva (y no sólo en el ajedrez, claro).
Ah, se me olvidaba, quien quiera concederle una oportunidad al papel, Jaque le brinda una magnífica oportunidad durante el mes de septiembre: aquí.

Ojalá empecemos a construir un buen futuro para el ajedrez haciéndolo grande los aficionados.
¡¡Que Caissa os acompañe!!
Comparte en Google Plus

Acerca de Revista Jaque

Colabora en AjedrezValenciano.com

0 comentarios :

Publicar un comentario